lunes, 20 de diciembre de 2010

Capitulo uno: Mi Bebe M


 Una hilera de buses amarillos con líneas rojas ubicaban la mayor parte de la entrada, visualice como cada persona bajaba en fila de cada uno de ellos y se ubicaban en el lugar que supuestamente les pertenecía, los de gafas se dirigían cabizbajos hacia la esquina derecha  para no ser detectados por lo futbolistas que se ubicaban en la fuente, los de negro se dirigían a la segunda planta ignorando a todo aquel que les gritaba obscenidades en el camino, pude ver como Scott le grito algo a una chica punk la cual se giro y paso su dedo por su trasero para luego hacerle pistola “bastardo”  le grito después de unos instantes, todos rompieron a reír menos él, Aaron , el chico con ojos chocolate, cabello castaño, dientes perfectos, músculos en movimiento con aquella camisa azul que tenia hoy,  suspire conteniendo mis ganas de bajarme del auto e ir admirarlo.

 Aaron es aquella clase de chico que es inalcanzable para mi, no es porque sea popular o porque sea futbolista, o porque Jess este detrás de él  o porque simple y sencillamente es hermoso en todos los sentidos sino porque es mi mejor amigo, el chico con el que pase mi infancia jugando en el lodo, el chico que me construyo una casa de árbol como símbolo de nuestra amistad, el chico que sabe todos mis secretos y conoce todo lo que me gusta, ese es Aaron el chico que esta totalmente enamorado de mi hermana Sophie.
―¡oh! ―se quejo Sophie―Jake,Jake,Jake―tomo aire―míralo―gire el volante para ubicarnos en nuestro lugar en el parqueadero, Sophie lo había proclamado suyo un mes antes de que Papá nos entregara el auto, apague el auto y alce la vista, los ojos de todos estaban puestos en nosotras, diría que en Sophie esperando su gran salida, Jake se levanto y se sacudió los pantalones, comenzó a caminar hacia nuestro auto


―Genial―bufe, Jake abriría la puerta de Sophie mientras yo me bajaría como una perdedora abriendo mi propia puerta cuando todos nos estaban mirando, respire y puse la mano en la puerta dispuesta a ahorrarme otra humillación mas
―¿Cómo me veo? ―pregunto Sophie tomando mi mano impidiéndome bajarme
―te ves bien
―ni siquiera me miraste―replico algo enfadada
―Sophie siempre estas perfecta, no necesito mirarte para saber eso
―Gracias, tu también estas perfecta―la mire, sus ojos mostraban sinceridad, Sophie nunca me mentía―siempre estas hermosa―su boca se ensancho para mostrar una agradable sonrisa, amaba la amabilidad de mi hermana pero sabia que yo no era nada perfecta ni hermosa ¿Cómo podría serlo si Sophie reunía las dos cosas y yo estaba muy lejos de ser ella?, nos parecíamos, si pero éramos diferentes, totalmente diferentes y me había dolido saberlo y comprobarlo pero era la realidad, o la afrontas o muerete
―¿Señorita? ―Jake abrió la puerta y le tendió la mano a Sophie quien asintió sonriendo para después dirigirse a mí con un “lo siento” , hice como si no me importara y abrí mi puerta para toparme con Aaron quien me extendía su mano, lo mire sorprendida y el me guiño el ojo
―solo tómala―susurro y yo lo hice, su mano estaba tibia y suave, algo recorrió mi cuerpo cuando sus dedos se cerraron en los míos, caminamos los cuatro hasta llegar a la fuente, Scott arrugo su frente cuando Aaron se acerco para susurrarme algo al oído “no solo tu hermana es una princesa” reí ante su comentario, semanas antes habíamos acordado que Sophie era la princesa para todos en la escuela pero yo era la princesa para Aaron así nunca mas me sentirá extraña cuando Sophie recibiera toda la atención.
Jake levanto señal de victoria al besar a mi hermana frente a todos, Bianca aplaudió y dio un grito de felicidad de los que daba cuando el equipo anotaba, torcí mis ojos ante tal escena y comencé a buscar a Claire entre la multitud hasta toparme con los ojos de Aaron, su mirada era inhóspita e irritada, una pizca de dolor tomo su rostro por un instante, recorrí el camino que dirigía su mirada, Sophie, ¿Quién mas podía hacerlo sentir de esa manera sino Sophie? Volví a mirarlo pero ahora sus ojos estaban puestos en Jess quien miraba la escena con asco, suspiro como si estuviese agotado y después me sonrió
―lo…lo siento―murmure―te iba a llamar para informarte pero era muy tarde
―no te preocupes, me estoy acostumbrando a esto―sonrió pero no mostraba felicidad alguna
―Hey, tu rojita―me señalo Jess, siempre me había llamado rojita por mi cabello y yo detestaba que lo hiciera―tu amiga la ecológica esta tratando de llamar tu atención―me gire para ver a Claire saltando en el césped con sus brazos extendidos, detrás de ella estaba su novio Elio quien reía a carcajadas al ver a su novia en semejante escena
―oh―musite antes de soltar a reír, nadie me acompaño en mi risa hasta que Sophie se unió
―amo a Claire―soltó ella cuando terminamos de reír
―iré a ver que quiere―soltarme de Aaron fue realmente difícil, mi mano se deslizo lentamente de la suya con amargura, deseaba quedarme un rato mas allí junto a él pero a Claire no le gustaba esperar
―no llegues tarde o te dejare―pronuncie al pasar a Sophie la cual arrugo la nariz
―no te atreverías―alce mis hombros en forma des complicada y le lance una ultima mirada a Aaron antes de caminar hacia Claire
―Chica―ella me tomo del brazo―que bomba, Jake y tu hermana, tú y Aaron
―no, solo Jake y Sophie―aclare y ella me miro confundida―Aaron solo trato de ser lindo
―amm―se giro a Elio y le repitió lo que yo había dicho con un poco de lastima en su voz, Clarie y Elio eran los únicos que conocían de mi atracción hacia Aaron y prometieron no intervenir ni decir nada
―¿Cuándo le vas a decir? ―me pregunto Elio camino a clase
―nunca―el suspiro, era la decimotercera vez que me lo preguntaba en la semana
―Hanika…
―Elio―dije con gracia y puse una mano en su hombro―no servirá
―claro que si―Claire metió sus libros en la taquilla con fuerza―sabes que si le dices el comenzara a fijarse en ti de otra manera hasta darse cuenta de lo que realmente tiene enfrente
―¿De donde sacaste eso?¿de algún libro tuyo?
―no, de la vida real―miro a Elio por un instante, me había acostumbrado a la nueva forma en la que lo miraba, como si el fuera su cielo y su sol, como si fuera un todo para ella
―confía en mi Hanika―intervino Elio
―confió en ti Elio pero no en mi―declare antes de girarme para empezar mi día
Estuve todo el día atareada en el proyecto de ciencias, Alex mi compañero de ciencias se la paso haciendo desastres así que acordamos que yo me encargaría de hacerlo y él de exponerlo, estuve en la biblioteca en el almuerzo y tuve que disculparme con Claire porque olvide mencionarle que no la acompañaría, la campana sonó y me dirigí a mi próxima clase con emoción, era la única clase que compartía con Aaron, Ética.
Me ubique en mi lugar y le eche una ojeada a Aaron mientras entraba en clase y se sentaba en la otra esquina, la señorita Rick nos había dado puestos desde que el semestre había comenzado, él me sonrió y se tumbo en su asiento haciendo una mueca al ver a la señorita Rick entrar por la puerta
―Estudiantes―anuncio con emoción―tenemos un proyecto que de seguro amaran
―no puedo esperar para verlo―susurro Claire detrás de mí
―¿tiene alguna recomendación señorita Claire? ―pregunto Rick levantando sus gafas
―ninguna, señorita Rick―respondió Claire hundiéndose en su asiento
―tum,tum,tum―la señorita Rick pronuncio una mala imitación de un tambor y solto―Casamiento
―señorita Rick, en el estado de Miami solo es permitido casarse después de los dieciocho y aun tenemos diecisiete―dijo Scott como si le hablase a un niño
―lo se señor Scott pero este no será un matrimonio legal, tengo una lista aquí―abrió su carpeta rosa y saco una hoja―las parejas que he seleccionado tendrán que vivir estas cuatro semanas como si fuesen marido y mujer, tendrán que conocer el uno al otro, aprender lo que mas puedan respecto a la otra persona, saber cuales son sus cualidades y defectos, tendrán que ayudar al otro si lo necesita y sobre todo tendrán que cuidar a su nuevo hijo―todos nos quedamos atónitos cuando  Rick saco un peluche rosa de una caja ubicada en su escritorio―rosa niña, azul niño
―me lleva la que me trajo―dijo Claire
―si señorita Claire, pero su madre aun no se la puede llevar, no hasta que complete este proyecto―le lanzo el peluche y Claire lo tomo de una oreja, tenia forma de conejo, sus orejitas eran largas y su nariz tenia hilos imitando a unos bigotes, llevaba un lazo rosa en su cuello y una cadena con la letra Z―se llama Z―dijo para Claire―todos los peluches tiene nombre así que no comiencen a inventarse nombres horrorosos ni oscuros señorita Dora―señalo a la chica gótica de la esquina―¿entendido? ―todos asentimos a la vez y ella tomo su lista, comenzó a nombrar a cada pareja, Claire me hizo una mueca de auxilio cuando su pareja le grito, Scott sonrió alegremente cuando supo que ella seria su pareja, le gustaba fastidiarla la mayor parte del tiempo. Me tuve que sostener de mi silla cuando escuche mi nombre unido con el de Aaron, lo mire confirmando que había escuchado bien y el se lanzo a mi lado rápidamente
―hola esposa―tomo la silla que momentos antes había estado usando Claire y se ubico a mi lado
―hola―sonreí―esto será fácil
―¿tu crees?
―claro, te conozco desde que tenias pañales
―si, pero como amiga no como esposa―sonrió con libertad, no comprendía sus palabras y justo cuando iba a preguntarle a lo que se refería la señorita Rick apareció frente a nosotros con la caja de peluches―¿niño o niña? ―me pregunto Aaron metiendo la mano en la caja, lo medite un momento, siempre había querido tener una niña pero en un sueño que tuve hace poco donde Aaron era mi esposo yo tenia un hijo así que señale al peluche azul de la esquina.
Aaron lo tomo con cuidado no como Claire y lo acuno en sus brazos, lo observe mientras revisaba al peluche, parecía un padre de verdad cuando su hijo acaba de nacer, me deje gozar de ese momento, de Aaron a mi lado mirando a el peluche azul con orejitas largas que cargaba en sus brazos, me deje vagar en mis fantasías soñando que alguna vez él pudiera mirarme de esa manera, que me rodeara con sus brazos y me acunara en ellos
―¿Hanika? ―paso su mano por mi cara, sentí como me tensaba ante su tacto―¿quieres ver a nuestro bebe? ―me pregunto señalando al peluche
―si―acune mis brazos para que lo pusiera allí y el lo deposito con cuidado, sus brazos se rozaron con los míos y quise pegarme a él aun mas―es totalmente hermoso―murmure cuando pude ver cuan perfecto era, sus orejitas no eran tan largas como la de el resto, su pelaje era suave al tacto, sus bigotes no eran rectos ni caídos sino cortos y ondulados, la cadena que colgaba de su cuello tenia la letra M redondeada y delineada con un azul oscuro como el de la época de tormentas
―si, felicitaciones diste a luz a un hermoso niño―me permití mirarlo a los ojos durante unos instantes que se hicieron como horas cuando su mirada se intensifico ¿Desde cuando me atrevía hacer esto? El era mi mejor amigo, nunca me había atrevido a mirarlo tan intensamente


―espero que no decidan hacer mas hijos señorita Hanika y señor Aaron―La señora Rick puso un libro sobre el pupitre obligándonos a romper la mirada, me limite a asentir y a contemplar a M―aquí están los cuidados que le deben proporcionar al bebe y en la parte trasera…―acaricie las orejas de M mientras la señorita Rick seguía dándole las indicaciones a un Aaron distraído.
El resto de los minutos se pasaron con Aaron tomando datos de M, Claire con el ceño fruncido mientras Scott le hablaba al peluche y la señorita Rick dando una charla de maternidad a Dora

2 Umpalumpas ♥ :

  1. ¡Hola! ¿como estás? Me ha encantado tu historia, continuare leyendo =). ¡Felicidades!
    Te cuidas muchisimo, y adiós.

    ResponderEliminar
  2. Genial! me estoy empezando a leer tu historiaa esta muy linda :3 saludos n_n

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)