martes, 4 de enero de 2011

Capitulo Tres: Una buena dosis de espagueti

Decidí buscar a Sophie así que cuando sonó la campana me dio la urgencia de salir corriendo del salón, tenia que encontrarla y saber cual había sido su motivo para atacar a Jess, los estudiantes me aplastaban en los pasillo y aun no vislumbraba la melena rubia y despampanante de mi hermana gemela así que decidí dejar el encuentro para otra ocasión, la tercera campana surgió y los pasillos a mi alrededor fueron quedando vacios, pensé en escaparme de clase para buscar a Sophie pero recordé que tenia que estar sentada en el puesto antes de que el maestro Jack llegara y me buscara por cada pasillo y cada salón del instituto para enviarme a la oficina del director, a veces el señor Jack me parecía un tanto irritable, bueno llevaba años trabajando allí pero el al parecer no notaba las décadas que pasaban porque seguía comportándose como si fuéramos los alumnos de hace veinte años, es decir de la época de mis padres o ¿mis abuelos?, no lo se pero era muy viejo para que estuviera ejerciendo aun el ser maestro
Rindiéndome ante mi misma corrí al salón 205 donde afortunadamente Jack aun no ubicaba su gran escritorio gris, me tumbe en la silla esperando que las dos horas de historia no me produjeran ganas de suicidarme. El señor Jack entro por la puerta y me dio una sonrisa, lo detestaba.
El resto del día fue algo complicado, Jack decidió tomarse todas las horas para su largo proyecto de la Edad media y yo maldije el momento en el que el director se las concedió, digo necesito saber algo mas que no sean lo mucho que los padres les jodieron la vida a las personas en la edad media, al señor Jack parece que no le agracio mucho mi actitud porque termine con la “mejor parte del proyecto” para el, y la peor para mi. Tendría que disfrazarme de la única sacerdote que hubo y representar su papel frente  a todos. Cuando la campana al fin sonó no me limite a quedarme sentada para salir de una buena forma sino que corrí hasta mi casillero y embutí  mis libros allí, el hambre me estaba consumiendo por dentro.
―¿Qué tal señora sacerdote? ―Elio apareció con unos cuantos libros en su mano, sabia que había sido atacado por Jack antes de salir de clase
―lo odio―cerré el casillero generando un golpe seco ―¿Qué atentado te ha hecho a ti?
―bueno, me ha puesto a leer la mayor parte de estos libros diciendo que los recomendaba con un gesto obligatorio
―si los recomiendas se supone que no debe ser obligatorio
―explícale eso a Jack el destripador de estudiantes―rió y continuo su camino hacia su taquilla
―¡Hey, Elio!―lo llame cuando estaba apunto de desaparecer en la esquina
―¿Si?
―¿has visto a Sophie?
―no pero deberías buscar a la leona en su selva―me guiño el ojo y desapareció junto con los libros gruesos que llevaba entre sus manos
Camine hacia los baños mientras imaginaba los motivos por los cuales mi hermana había hecho lo que Aaron y todo el instituto comentaba ¿era una venganza? Ella había estado muy enojada la ultima vez con Jess pensé que tal vez ella hubiese vengado el hecho de que Aaron me dejara plantada por la calentona de Jess
Puse la mano en la perilla pero dos voces y no solo las voces chillonas que tenían sino lo que decían me frenaron en seco
―no me digas―decía una voz arrogante
―si, Jess a estado apostando con otras chicas que Aaron caerá en su cama la próxima semana―contesto una más alegre pero menos linda
―¿crees que lo conseguirá?
―si, claro sabes que para Jess todo le es posible
―pero esto será mas difícil, Aaron aun es virgen―escuche un suspiro―él esta como me lo ha recomendado el doctor, Jess debería compartirlo ¿crees que aceptara mi propuesta de un trió?
―¡Nathalia, por Dios! ―escuche sus risas y la cabeza comenzó a palpitarme―¿vas apostar?
―claro, es una lastima que Jess sea la primera pero Aaron la ha seleccionado a ella ¿en verdad es virgen?
―claro eso ni lo dudes
―pensé que tal vez tú sabes, Hanika haya llegado más rápido
―no lo creo esa chica es una perdedora―de nuevo escuche sus risas y sentía como la cabeza me palpitaba mas fuerte
Deseaba abrir la puerta y matarlas una por una, seria un crimen perfecto y sin testigos ya que el corredor se hallaba completamente vacio, las colgaría de las ventanas y dejaría que derramaran su sangre por todo el lugar hasta que las encontraran pero no tenia tiempo para eso, sin mucho pensarlo me dirigí a la cafetería.
La puerta roja se abrió para mí y camine hacia la mesa donde se hallaba Jess y Aaron riendo por algún chiste que Jake había dicho, mi gemela también estaba riendo pero sin muchas ganas, me localizo con la mirada cuando sintió mi decisión, esto de ser gemelas te permitía tener un contacto con la otra de una manera sobrenatural, ella sentía cosas que yo sentía y yo también podía hacer eso con ella, camine mucho mas rápido hasta llegar a la mesa, no sabia que se suponía que tenia que hacer pero actué de la manera que mi hermana lo haría
Había tomado un refresco de una mesa antes y lo llevaba apretado en mi mano junto con algunos espaguetis que había recogido mucho antes
―Hola Hani…―la voz de Aaron se apago cuando vacié los espaguetis en la cabeza de Jess junto con el refresco, parecía una maniática
―¿Qué haces? ―chillo Jess levantándose de la mesa, los espaguetis habían resbalado hasta sus hombros y el refresco había empañado toda su camisa
―eso te pasa por perra―sentía como el silencio aturdidor cobraba vida en toda la cafetería ignore ese hecho para no sentirme mas patética de lo
 que me sentía allí parada frente a Jess con mi cabeza apunto de estallar
―¿Qué pasa Hanika? ―Aaron se dirigió a mí con su rostro totalmente en blanco
―esta―la señale asqueada―ha estado apostando con todo el mundo que se va acostar contigo la próxima semana―el asintió lentamente y se quedo en silencio
―¡Eres una idiota! ―grito Jess derramando lágrimas, imagine que había estado actuando y por ello sus lágrimas eran tan gruesas
―no tenias porque hacer esto Hanika―contesto Aaron tomando algunas servilletas para limpiar a Jess, me quede mirándolo como una idiota―yo ya sabia lo de la apuesta―auch, eso me golpeo por dentro, sentía que había sido rasgada por la mitad frente a todo el alumnado
¿Aaron sabía lo de la apuesta y no le importaba que estuvieran apostando su virginidad frente a las quinientas personas del instituto?  Sentía como las lagrimas ocupaban mis ojos y me obligue a no derramarlas, lo mire de nuevo desconociéndolo, ese no era el chico que jugaba bolos conmigo, no era el chico que inflaba la bomba de chicle mas grande ni era el chico que había construido mi casa en el árbol, este era otro chico total y completamente diferente a mi mejor amigo
―creo que como mi hermana yo tampoco estoy de acuerdo con esa apuesta―Sophie se había levantado de la silla y estaba comenzando a caminar hacia mi―digo, Jess no todos se tienen que enterar de cuan perra eres para llevar a Aaron a la cama, eso ya nos ha quedado claro con los mmm―puso la mano en su barbilla como si estuviera pensando lo que iba a decir―¿una ayuda Bianca?
―diez chicos―confirmo Bianca levantando sus manos
―exacto, diez chicos que te has llevado a la cama
―sin contar los de teatro―comento Bianca acercándose a Sophie
―vaya y eso que esos chicos son aproximadamente como veinte
―¡cállate Sophie! ―Jess parecía apunto de perder los estribos
―no, cariño―rozo su mejilla pero ella la retiro con una manotada―esto lo hago por todos―señalo con su mano al resto de personas que estaban absortas en lo que se mantenía en la mesa ocho, en nuestra mesa―a nadie le gusta que estén contaminando sus oídos hablando sobre quien es el que mas grande lo tiene o quien es el que lo hace mas salvaje o quien es que lo hace mas de una vez en la noche, deberías guardarte todo eso para ti , zorrita―Sophie cruzo los brazos sobre su pecho mirando a Jess como una cualquiera
―no me critiques Sophie―ella tomo un gran puñado de espaguetis que se retorcían en su cabello y los lanzo al piso―por lo menos yo no me acuesto con el sobrino del coach para lograr entrar a las animadoras ¿verdad Hanika? ―¿Eso era lo que decían de mi?¿para todos yo me estaba acostando con Eric para lograr entrar al equipo de animadoras?, las entrañas se revolcaron y mi corazón comenzó a palpitar mas fuerte, apreté mis puños evitando darle un puñetazo a Jess
―mi hermana no tiene que hacer eso, yo le puedo otorgar el pase para entrar, ella no se esta acostando con Eric, ella no es tan perra ni tan puta como tu eres Jessica Flores―menciono su nombre apuntándole con el dedo, Sophie era malvada cuando quería serlo, agradecí a Dios el día que decidió que fuera su hermana y no su enemiga
―¡Ya basta Sophie! ―Aaron mantenía su mandíbula tensa y su grito quedo atrapado en todo el lugar, lo había visto furioso varias veces pero nunca lo había visto gritar de esa forma a alguien y menos a Sophie, di un paso atrás desconociéndolo aun mas
―¡cállate Aaron! ―Sophie lo empujo―no pensé que te gustaran las putas pero veo que eso es lo que te atrae―no quise saber la reacción de Aaron, no cuando las lagrimas comenzaban a desbordarse a través de mis ojos
Empuje la puerta roja con lo poco que me quedaba de fuerza y camine directamente al baño rogando porque estuviera vacio y las maniáticas no estuviesen allí, afortunadamente no había nadie cuando abrí la puerta, me acurruque en una de las secciones y cerré la puerta. Sabia que me había comportado como una perdedora en aquel lugar y aun no podía creer que Aaron no se hubiese atrevido a interceder por mi, se suponía que era mi mejor amigo o eso creía yo pero tal vez Claire tenia razón y tu nunca llegaras a conocer realmente a las personas, esta era la parte de Aaron que yo ignoraba pero que estaba apunto de acabar con mi pecho
Apreté mis piernas junto a mí, era horrible sentir que todo este tiempo Aaron no había sido realmente Aaron y yo había puesto todo de mi parte para demostrarle quien realmente era y había compartido con él hasta el mas profundo de mis secretos, no pensé que después de tanto tiempo juntos se atreviera a dejarme tirada frente a millones de ojos con lo mal que me hacia sentir estar en publico y con lo difícil que había sido para mi enfrentarme a Jess
Escuche un taconeo en la estancia y dos toques en mi puerta
―¡quien seas lárgate! ―grite con lo poco que me quedaba de voz
―soy yo Hank―abrí la puerta y me lance en los brazos de mi gemela su olor a fresa me impregno
―lo siento―murmuro rascando mi espalda―has sido muy valiente
―¿valiente? Sophie he quedado como una tonta frente a todos―ella negó con la cabeza
―claro que no, todos sabían lo que era Jess pero nadie se había atrevido hacerlo publico y menos haberle castigado de esa forma, me siento orgullosa de ti―me apretó mas a su pecho
―yo detesto ser quien soy―y como si esas palabras hubiesen oprimido un botón en mi cuerpo comencé a llorar de nuevo, derramando largas y gruesas gotas en el hombro de la mejor hermana que tenia en el mundo, una punzada de culpa me invadió, yo había herido a mi hermana y aun así ella había salido en mi defensa
―lamento lo que te dije, Sophie, no creo que pueda encontrar a otra hermana mejor que tu
―shh―susurro ella y yo seguía llorando, sintiéndome cada vez peor
―¡ambulancia Claire! ―la puerta se abrió de golpe y Claire apareció con Elio detrás de ella, la primera campana sonó y Sophie soltó su agarre
―cuídala Claire, tengo que ir a clase―Claire se lanzo sobre mi como si fuera su presa
―me vas a dejar sin aire―murmure apretada entre su sostén
―esa es la idea―me miro a los ojos y me dio una de esas sonrisas que la hacían ser quien era, la hacían ser Claire―cuando Elio me conto lo que paso quería matar a esa mal nacida
―y casi me mata a mi primero por no dejarla pasar―comento Elio cerrando la puerta
―se supone que es el baño de chicas―le informe y el levanto los hombros
―no cuando una amiga te necesita―le lance una mirada sintiéndome orgullosa de tenerlo conmigo y el dio los pocos pasos que nos separaban para estrecharnos a las dos entre sus brazos
―nos vas ahogar―reímos al unisonó cuando Claire se quejo

Sophie había movido sus influencias dentro de la dirección para que me dieran el pase de salida, no me sentía suficientemente bien para enfrentar el resto de las horas en el instituto, maneje hasta la casa, estaba vacía como de costumbre y aprovechando de mi soledad arrebate una enorme taza de helado del refrigerador, era pertenencia de Sophie pero sabia que no se molestaría conmigo si la tomaba, lance mis cosas al sofá y me acurruque en el prendiendo la Tv, Grey’s anatomy, perfecto. Estaba pensando en entrar a medicina el próximo año así que papá había insistido en que nada mejor que los programas formativos como Grey’s Anatomy para crearme una idea de lo dura que seria mi vida, como si ya no lo fuera
El timbre sonó y abrí la puerta esperando encontrar a mamá y a papá pero unos ojos marrones me hicieron sentir mareada
―¿Qué haces aquí?
―quería saber como estabas
―estoy bien―señale mi cuerpo―puedes irte―tome la puerta dispuesta a cerrarla pero Aaron lo impido ubicándose en el camino
―Hank―suplico
―calla―puse una mano en su pecho cuando se acerco a mi―Grey’s Anatomy―señale la sala y el asintió
Me siguió y nos acomodamos en el sofá, comimos el helado de chocolate juntos hasta que mi serie favorita se acabo. Tome el control dispuesta a buscar algo más que nos mantuviera ocupados, no quería mantener aun una conversación con él no después de que era un completo extraño para mí
―Hank
―¿si?
―lo lamento―me mordí el labio ¿Qué se suponía que tenía que hacer o decir? Seguí buscando en mi guía de canales antes que el se interpusiera y me quitara el control―Hank mírame―no, no, no podía mirarle no cuando estaba apunto de estallar en lagrimas pero aun así lo hice―fui un idiota y lo siento, no pensé que estuvieras tratando de defenderme―apreté aun mas mi labio esperando no comenzar a llorar de nuevo
El teléfono sonó antes que Aaron me tomara el rostro, corrí hacia él agradeciendo a cualquiera que hubiese sido la persona
―¿si?
―Hank, Hank―era Claire y parecía que estuviese emocionada
―¿Qué pasa?
―Aaron ha cortado con Jess frente a todos
―¿Qué?
―ella estaba quejándose con Nathalia y Marta  sobre ti por lo que le habías hecho, dijo que habías sido una zorra celosa porque no habías podido quitarle la virginidad a Aaron―resoplo―él la escucho y dijo que tu no eras una zorra pero ella si y respecto a su virginidad dijo que no era que tu no habías logrado quitársela sino que tu no habías querido hacerlo y ¡adivina!
―Claire, no es momento para adivinanzas suéltalo
―él dijo―se detuvo―sostente cariño, que le encantaría perderla contigo porque eres mas que una mujer perfecta―me tuve que sostener con la pared a mi lado
¿Aaron había dicho que yo era más que una mujer perfecta? ¿Quería estar conmigo? Me gire para ver a mi chico de ojos chocolate sumergido en la tv, en sus manos sostenía el helado, pensé que no lo conocía y era cierto, no lo conocía y nunca llegue a imaginar que él llegaría a hacer algo así  y entonces  mi pecho se elevo cuando interno se encendió en mi, tenia una posibilidad de tenerlo y amaba ese sensación de esperanza que había surgido, no todo había sido malo y no todo era como me lo esperaba, no conocía su forma de pensar tan bien como lo había imaginado pero sabia que llegaría a conocerlo completamente
―¿Hank, sigues allí? ―escuche la voz de Claire en la línea
―si, me tengo que ir
―llámame―fue lo ultimo que le escuche decir antes que colgara
Me quede parada allí observando a Aaron, su cabello cayendo en su frente en pequeñas ondas que  provocaba acariciarlo con mis dedos, lo había tocado varias veces pero esta vez tenia una sensación repentina de acariciarlo y tomar su aroma para mi, sus pómulos estaban colorados y sus labios, rojo intenso…me había quedado atareada allí donde una hermosa sonrisa se extendía para mi, lo mire a los ojos y me sumergí en ellos, una gota de esperanza había crecido y no iba a permitir que se alejara de mi

......................................................................................

Se que esta un poco largo pero no queria que se perdieran de la diversion cortandolo
Espero que lo disfruten
Besos

8 Umpalumpas ♥ :

  1. al principio iba a decirte q Aaron era un estupido por tratarla asi pero retiro lo dicho xD q bonito!!!!!! no tardes porfaaaa q estoy deseando saber como sigue esto!!
    1Bso(L)

    ResponderEliminar
  2. dios nena me encanta el capitulo y no te disculpes pork sea largo pork a mi me a parecido corto jajaj jo me encanta no imagine k Aaron iciera eso cn jess para kedarse cn Hank aunk todabia no se sabe k ablaran ellos dos aora...
    espero el sigiente pronto besos

    ResponderEliminar
  3. hola gracias x pasar por mi blog fan numero uno de exilio jejej me ha hecho muxa ilusion!!! y tb te agradezco que avisaras, a mi no me ha parecido largo, lo bueno se hace corto y es lo que me ha pasado.!! *O*

    me alegra que Aaron haya cortado -siento si soy mala pero es así- jejej estoy deseando el siguiente cap!!!!!!

    un abrazo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias chicas!
    ustedes me animan para seguir escribiendo :D
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ay dios mio!! me he puesto al corriente con tu historia, ya estoy enviciada con ella.
    soy team ERIC!!!
    Aaron jum! me recuerda a alguien asi que sorry, no va pa el baile. xD
    espero con ansias el siguiente,Y QUE BUENO QUE LO ESCRIBISTE BIEN LARGO!!
    besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola me encanto esta muy bueno te sigo leyendo Aaron Lo amo jajajaja... Oye habri un nuevo blog pasate tev encantara deja un coment
    http://laavenidademivida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Annie, me encanta tu historia, en serio esta divina, no se como explicarte todo lo que senti gracias a ella =D. Gracias por compartirla!!! Wow, estoy super emocionada, continuare leyendo, y una vez más felicidades!!!.
    Adiís, y te cuidas muchisimo.

    ResponderEliminar
  8. AWWW ARON QUE LINDO♥!!!!!!! XD
    ME ENCANTO me gustaria leer mas pero me obligan a irme a la cama!! continuare mañana! byee :D saludos y genial tu historia x'D!!

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)