miércoles, 27 de abril de 2011

Capitulo Seis: Corazón Raptado

―¿Mi madre?―pregunte soltando mi peso sobre la puerta
―le informe donde estabas
―muy amable de tu parte― sonreí arrugando entre mis dedos su uniforme
―dijo que podrías quedarte todo el tiempo que quisieras hasta que cambiaras de opinión
―no voy a cambiar de opinión
―ella lo sabe, así que no regresaras a casa hasta que lo hagas
―que mierda, mamá esta loca
―lo se―entrecerro sus ojos y acaricio su cien lentamente―dime por favor que no hiciste nada Hanika―sus ojos se abrieron de nuevo mirándome seriamente, mi garganta quedo seca al instante
― ¿me estas preguntando si yo y Eric...?―no pude continuar ¿enserio me estaba preguntando eso? ― ¿estamos teniendo esta conversación o solo lo imagino? ―Aaron suspiro levantándose del sillón, camino hacia la ventana para correr las cortinas y pude notar como sus manos temblaban
―solo dime que no estuviste con él―su voz se rompió en un chillido que intento calmar con una aclaración de garganta
―Aaron, no estuve con Eric....solo...― mordí mi labio ocultando mi culpabilidad que se filtraban en mis mejillas―nos besamos
―¿le besaste?―aparto su mirada de las ahora cerradas cortinas para posarla sobre mi, sentí su sorpresa chocar contra mi cuerpo como ondas que me quitaron la respiración
―Aaron―susurre su nombre sintiéndome cohibida ante su mirada, parecía ¿dolido? si, eso significaba su mirada, dolor ¿le había defraudado?
―¿porque Hank?―pregunto dando unos pasos hacia mi
―no, no lo se―musite, no entendía la razón por la cual había besado a Eric―solo fue un impulso
―¿como estuvo el impulso? ―pregunto alejando su mirada de mi de nuevo
―bueno...estuvo bien―suspire retirando los pequeños mechones que caían de mi cabello mojado.  Me detuve a mirar las gotas en la punta de ellos  esperando a que Aaron dijese algo
― ¿Te gusta? ¿Te gus..gusta Eric?―tartamudeo 
―no lo se―suspire, no lo sabia, no sabia si en realidad Eric me atraía, solo comprendía que su beso me había gustado y había despertado distintos sentimientos en mi, unos que no conocía y que el me había echo experimentar...¿ Significara algo?
Sentí su respiración pausarse durante un segundo y pude admirar como sus pestañas se abrazaron cuando Exhalo el aire que mantuvo retenido en sus pulmones, su pecho se alzo y yo camine hacia él casi corriendo
― ¿uh? ―musito y yo escondí mi cabello en su nuca
―hace frió ―entrelace mis manos con mis brazos alrededor de su estomago, escuche su suave risa cuando se giro para posicionarse frente a mi
―Hanika―menciono mi nombre lentamente como si se le fuera la vida en ello pasando sus suaves manos por mi cabello mojado respiro mi aroma y yo me deje llevar por el suyo, manzanas verdes, olía a roció, roció de la madrugada, a viento suave de la playa... cerré mis ojos, su nariz choco con la mía suavemente y su aliento acaricio mi rostro con ternura, mi corazón intensifico su ritmo, sentía la sangre fluir dentro de mi y como su aroma me llenaba los pulmones, parpadee un segundo, un solo segundo donde sentí que mi vida estaba completa, que era útil, que era feliz,  un solo segundo que me hizo fuerte y que hizo que mi corazón llameara y se despegaba de mi, como si ya no fuera mio, como si ya no me perteneciera
―Te amo―murmure siendo consciente de que me habían raptado el corazón

sábado, 16 de abril de 2011

Adelanto!!


―lo se―entrecerro sus ojos y acaricio su cien lentamente―dime por favor que no hiciste nada Hanika―sus ojos se abrieron de nuevo mirándome seriamente, mi garganta quedo seca al instante
― ¿me estas preguntando si yo y Eric...?―no pude continuar ¿enserio me estaba preguntando eso? ― ¿estamos teniendo esta conversación o solo lo imagino? ―Aaron suspiro levantándose del sillón, camino hacia la ventana para correr las cortinas y pude notar como sus manos temblaban
―solo dime que no estuviste con él―su voz se rompió en un chillido que intento calmar con una aclaración de garganta

Capitulo Seis: Jamas Podria Pasar Algo Diferente

― ¿Cuantas ves?―pregunto Aaron
―una, dos, tres.... ¡son muchas!―conteste sacudiendo el agua de mi cara
―lo se―sonrío victorioso―y ¿sabes? hay mas de ellas un poco mas al norte―señalandome el norte me invito a nadar junto a él y alejarme aun mas de la orilla, mi estomago estaba vacío pero no me importaba deseaba estar mas tiempo junto a él

Nos sumergimos de nuevo y comenzamos a nadar a un solo ritmo, mis pies y mis manos coordinaban con mi abdomen en graciosos movimientos que Sophie siempre decía que enloquecerían a cualquiera, no es que quisiera enloquecer a Aaron solo era mi forma de nadar. El arrecife se hallaba frente a nosotros repleto de distintas especies de peces y de algas que enredaban sus ramas a mi alrededor, sentía como la sonrisa de Aaron se ensanchaba cuando rápidamente me acerque en busca de las estrellas de mar, patalee hasta llegar a ellas sin ser cogida por las intrépidas algas que se movían con el suave viento de su mar. Mis manos rozaron las estrellas con suavidad pero Aaron acariciando mi hombro me pidió dejarlo actuar, sonreí imaginado como lograría obtener una para mi, tomar estrellas resbaladizas no era una especialidad suya. Rodee sobre mi estomago para flotar boca arriba permitiendo que los pececillos tocaran mi cuerpo con suaves besos.
Aaron intento tomar una estrella pero esta se movilizo levantando arena a su rostro, trague una gran risa cuando sacudió su cabeza tratando de salir del polvo y él lo noto pero volvió a intentarlo, cerré mis ojos concentrándome en lo maravilloso que se sentía mi cuerpo flotando en aquel lugar hasta que con un suave toque en mi estomago Aaron me despertó, había puesto unas cuantas estrellas sobre mi indicándome que lo había logrado, sonreí tomando sus manos entre las mías flotando junto a él hasta que mis pulmones  necesitaron aire

― ¿Qué tal sirena? ―pregunto Aaron con una gran sonrisa en sus labios, sus brazos sostenían mi cuerpo en la superficie como si yo solo fuese una pequeña pluma
― ¿Dónde están las estrellas? ―pregunte preocupándome por ellas en la superficie
―no te preocupes ya las he retirado―dirigió su mirada a mi estomago para que comprobase lo que me decía. Mi camisa mojada junto con mi short cubrían parte de mi piel y dejaban al descubierto lo pálida que era y los pequeños puntos rojos que los peces habían dejado. Un sentimiento extraño en mi hasta hora llego a mi mente haciéndome reaccionar y cubrir mi estomago con mis manos, Aaron pestañeo confundido cuando zafándome de sus brazos nade hacia la orilla sin siquiera permitirle formar palabra

La imagen de Sophie con su perfecto bañador paso por mi mente, en como sus piernas bronceadas enloquecían  a todos y como yo pasaba su lado sin ser notada, pero ello no importaba, solo me afectaba cuando Aaron estaba relacionado. Logre llegar hasta mi abrigo que flotaba muy cerca de la orilla, lo tome fijándome en la playera de Aaron que flotaba a su lado y mi corazón se removió ¿Porque todo tenia que ponerse tan difícil? , Camine arrastrando mis pies hasta sentir que algo me impulsaba a alejarme de allí, algo que me llevaría muy lejos de él. Corrí desesperada por las calles con mis pies descalzos, había olvidado mis sandalias en la arena, pero el calor del asfalto no perturbaba mis pies, mi cabello se removía con el viento y las lágrimas comenzaban a rasgar mis mejillas entreabriendo mi pecho al absurdo resumen de mi vida.
Corrí olvidando mi camino a casa hasta sentir que mis piernas no podían seguir con mi ritmo y cayendo derrotada al suelo tome una gran bocanada de aire sintiendo como mi pecho palpitaba debajo de mi camisa mojada

― ¿Hank?―el rayo de sol que golpeaba mi cara fue desviado por una sombra oscura
―um-jum―musite tratando de levantarme
― ¿estas bien?―pregunto Elio tomando mis brazos 
―si, bueno... ¿como me veo?―pregunte dejando que me levantase
―bueno...uh ¿esa no es una alga en tu cabello?
Sonriendo sacudió mi cabello mojado con delicadeza deslizando fuera las algas
― ¿Que pasa?―pregunto levantando mi cabeza y sus ojos me atravesaron
―me duele―dije en tan solo un susurro y el intercepto una lagrima que resbalo por mi mejilla, la retiro de su dedo suspirando frustrado
―Hank sabes que...
―shh―le pedí silencio, no deseaba que me indicara que hacer porque yo sabia que hacer sin que alguien me lo dijese, solo deseaba que me ayudase a desaparecer del planeta entero o me quitase el corazón
Me ofreció su mano a cambio del silencio y la tome gustosa pues mis fuerzas ya no me ayudarían a llegar a casa, caminamos sin pronunciar palabra con mis pies quemándose y mi cuerpo entero mojado

―¡Hank!―escuche su voz detrás de mi y le pedí al cielo que solo fuese una ilusión de las muchas que había tenido con èl―¡oye!―grito la ilusión al notar que seguía caminado a pesar de que Elio se había detenido observando en silencio la nueva escena que se formaba―escuchame―pidio tomando mi mano para girarme, cerré mis ojos para que la ilusión no absorbiera mi vida como lo hace la realidad todo el tiempo―Hanika―susurro mi nombre tomando mi rostro entre sus manos, estaba sin su playera, lo percibí, percibí el calor que su pecho desnudo desprendía
 ―Hanika―dijo esta vez Elio y escuche a las campanillas de su móvil anunciar que mi mejor amiga lo estaba necesitando
―mmm―musite apretando mis ojos―Claire llama―cante sonriendo imaginando el rostro de mi mejor amiga enojada
―Contesta―dijo la ilusión y escuche como Elio abría su teléfono susurrando un "¿si?"  ―sigueme―pidio la ilusión y apreté aun mas mis ojos cuando tomando mi brazo me invito a caminar

Mis pasos eran largos pues deseaba llegar a donde sea que mi Aaron ilusión me llevase

―aqui―me indico para que subiese un escalon―uno mas―levante mis piernas y subí mi tercer escalón
―Aaron cariño que bueno que llegas... ¿Hanika?―escuche la voz de Lily la madre de Aaron y obligue a mis ojos abrirse
― ¿mama? no sabia que estabas aquí
―he tenido que volver por algunos papeles... Hanika, cariño ¿estas bien?―pregunto mirando mi aspecto, mis mejillas se inundaron de un tono rojizo y apreté mi boca para no estallar con estupidas explicaciones
¿Que podría decirle? que corrí como una loca por las calles de Miami, seguro llamaría a mi madre alarmada y le pediría que contactase al señor Marcks, el psicólogo de mi escuela 
 ―estabamos nadando―intervino Aaron restándole importancia al asunto―iremos a cambiarnos 
―esta bien, volveré al trabajo ―camino a mi lado sonriendo como siempre lo hacia, parecía que ya no le interesara lo que su hijo y yo estuviéramos haciendo o fuéramos hacer ¿porque? bueno, jamás podría pasar algo diferente a lo que una amistad consistía

Aaron preparo para mi una tina de agua caliente mientras el se encargaba de secar mi ropa. Mis músculos se relajaron durante las horas que dure en la ducha, no deseaba salir, no me atrevía a mirarlo a los ojos, no después de haber huido y de haberme portado como una niña. Envolví mi cuerpo en la toalla y toque la puerta del baño indicando que iba a salir y que necesitaba mi espacio, se suponía que Aaron tendría que indicarme con otro toque en la puerta que se disponía a salir pero su toque nunca llego. Salí del baño esperando encontrarle en la habitación pero estaba totalmente vacía. Me derrumbe en su cama esperando a que llegase pero los minutos pasaron y su figura nunca apareció, camine alrededor de su habitación buscando algo que ponerme y al encontrar su uniforme de futbol no pude evitar usarlo, era largo y su tela era agradable para mi piel. 
Camine por la casa hasta Hallarlo en el estudio con su mano apoyada en el escritorio y la otra en el telefono


..............................
Chicas he decidido realizar un pequeño concursillo, ya le dare las indicaciones en otra entrada :D
Lamento la larga espera, asi que les dejo un adelanto ;)