viernes, 10 de junio de 2011

Capitulo Ocho: Cuando el Aire se me escapa


―que bella amistad―comenta Jackson soltando una gran carcajada, me ruborizo al instante sin poder evitarlo, Eric aun se encuentra frente a mi atontado por lo que acabo de hacer, Katy me guiña un ojo y continúa su apasionante beso con Jackson. Me alejo un paso de Eric queriendo darle espacio para que su corazón pueda tomar su ritmo normal. Eric cierra sus ojos tranquilamente y respira profundamente
― ¿Quieres bailar? ―me pregunta ladeando su cabeza hacia la simulación de una pista de baile en el centro de la casa, asiento levemente aun apenada por mi comportamiento y observo a mi alrededor para encontrar a la chupa cuellos en una de las esquinas de la cocina persiguiendo a otro chico
―Juro que yo no la invite―comenta Marina siguiendo mi mirada, le sonrió y me dispongo a caminar junto a Eric a la pista

Kesha es la apoderada de la música al llegar a la pista, rodeo a Eric con mis brazos y él hace lo mismo con mi cadera, la música es rápida pero deseo tanto estar junto a  él que no puedo negar que existe una unión magnética entre nosotros y por ello me es indispensable que nos mantengamos unidos. Mi cintura comienza a moverse lentamente aunque la música lleve gran velocidad, a Eric no le importa tampoco el ritmo de la canción porque me sigue el paso. Lentamente mis manos van bajando por su espalda, es increíble lo poco que nos conocemos y lo mucho que me atrae, la música sube de volumen aun mas por petición de Marina la cual se une momentos después a nosotros enseñándole distintos movimientos a un tonto Marcus que no puede dejar de mirar su corto vestido negro y aun mas a su trasero

― ¡Vamos Hanika! ―me pide―mueve ese trasero nena―Katy pasa por mi lado enrollando a Jackson con su cuerpo con Tik Tok inundando todo el lugar.
Visualizo entre el público a Kella no muy lejos de nosotros enseñándole ya la anotomía de su boca al chico con buenas nalgas que habíamos visto hace solo unos minutos
―la chica es rápida ¿No? ―susurra Eric en mi oreja, el calor de sus palabras quema mi cuello así que lo atraigo más a mí
―perfectamente rápida―le susurro sensualmente de vuelta, escucho como mis palabras logran sacar un pequeño gemido de sus labios y sonrió en mi interior, lo tengo completamente loco

Nos comenzamos a mover con movimientos sincronizados y la música nos contagia, mi cuerpo y el suyo ahora se mueven más aceleradamente y es indiscutible que el estar rodeada de un gran número de personas y el tener a Eric tan peligrosamente junto a mi ha provocado que mi calor corporal aumente apresuradamente, deseo deshacerme de mi vestido en un ataque maniaco de mi mente. Katy quien había abandonado la pista por unos minutos vuelve con algunas cervezas en su mano. Me entrega una y la tomo sin ni siquiera parar para respirar, no imagine que mi garganta estuviese tan seca

―cálmate nena―chifla Jackson―eso no es agua―Dejo caer el vaso vacio en el suelo captando la mirada de Eric, Katy espero a mi lado con otra cerveza para mí hasta que Eric le dio su aprobación, este me mira expectante como si no pudiese creer lo que sus ojos estaban visualizando. Le sonrió y espero que me siga cuando toma una cerveza entre las manos de Katy y junto a mí la bebe sin respirar
Continuamos bailando limitándonos a no distraernos de nuestros cuerpos y a la sexta canción me encuentro completamente empapada de sudor y con ataques grandes de ansiedad ¿Qué me sucedía?

―Eric vamos arriba―musite esperando que nadie más hubiese escuchado aquella proposición. Sus ojos claros enmarañados entre aquellas hermosas pestañas me miraron desorbitados pero no puso fuerte ante mi decisión, no sabía lo que hacía ni lo que pretendía hacer, solo entendía que quería algo y lo iba a obtener
Subimos las escaleras mientras Jackson nos chiflaba como loco
― ¡La nuestra es la última en el pasillo de la izquierda, no la toquen! ―nos grita cuando ya nos encontrábamos en el último escalón, puedo ver como Katy le da otro fuerte codazo y él se queja. Rio como tonta y camino rápidamente, pues la vergüenza me está empezando a consumir y el gran culpable es Jackson

Lindas paredes blancas me dan la bienvenida y un gran letrero rosa que dice Zona prohibida con letras del tamaño de mi mano vertiginosamente decoradas con escarcha y algunos dibujos con letreros bloqueados me saludan

―Jackson se encargo de hacer los dibujos―me informa Eric riendo ante uno de los dibujos donde están dos personas en una cama una sobre la otra y una gran equis sobre ellos
―no se me pasaría por la cabeza―dije en tono irónico. Continuamos con nuestro camino y me vi atareada en la intercesión que se formaba al final de las escaleras, mi camino se veía divido entre dos largos pasillos
―sígueme―me indico Eric rozando suavemente su cuerpo con el mío al pasar, agobiada con el calor de su cuerpo le seguí, eligió el camino de mi derecha que se subdividía en distintas puertas, mis pies caminaban cruzándose entre ellos intentando hacerme caer ¿Qué le pasaba a mi cerebro que no enviaba bien sus señales neurales?, mis manos sudaban y el viento suave que se filtraba por la ventana al final del pasillo cubrió mis piernas desnudas y refresco mi pecho―aquí―señalo el pomo de la puerta ¿Se suponía que yo tendría que abrir la puerta? Le mire por un segundo pero su mirada aun estaba sobre la puerta ¿Esta era su forma de confirmar si deseaba o no hacerlo?
Eric movió sus pestañas y suspiro
―Hank yo creo que…
―que debemos abrir la puerta―gire el pomo de esta al se abrirse escuche como Eric retuvo el aliento en su pecho ¿Qué me ocurría? No lo sabía pero tampoco quería averiguarlo

El soplo del aire frio proveniente del congelador arropo mi cuerpo sudoroso, la habitación albergaba una gran cama con tonalidades rosa en sus mantas, un escritorio con un laptop rosa, un closet, entre otras cosas que mi vista tomo pereza de ver, solo me interesaba la cama y el hecho de que pronto mi calor corporal descendería ¿o me equivocaba?

Me recosté en la cama con mi mirada centrada aun en Eric quien sonreía como un tonto con mis nuevas actuaciones

―ven―le pedí alargando mi mano, su paso fue lento e indeciso pero se acerco tumbándose a mi lado, retire mis zapatillas y Eric hizo lo mismo con sus zapatos

Visualice los posters que habían en las paredes de la habitación con tonalidades rosas y amarillas, Paramore con su tono rockero se apoderaba de ellas marcando su territorio y compitiendo con coldplay y Rihanna, también estaban algunas cartas coloreadas y mariposas de colores recorriendo dulces flores

―le pertenece a Marina
―oh, nunca pensé que tuviese aquel tono rockero de paramore―me gire sobre mi estomago para evaluar mejor la habitación
―bueno si ella es una gran mezcla entre el pop y el rock
―y no crees que…―trague―no crees que Marina necesitara su habitación para…Marcus…ella― ¡genial! Ahora mi lengua se atora
―no―sus ojos miel me evaluaron ¿Qué clase de cosas pasarían por su cabeza? ―Marcus dice que la pequeña Haley arruina su concentración―sonríe cuando lo dice
―No me digas que en esta cama…―escenarios de Marina junto a Marcus pasaron por mi cabeza, no deseaba estar con Eric en aquella cama si Marina ya la había utilizado en esos casos
―no―rio―Marcus siempre tiene problemas en este lugar, los colores―señala las paredes―las mariposas, las flores y los posters, dice que se siente observado, que su amigo no funciona en esas condiciones―ríe de nuevo dirigiendo su mirada a  Haley Williams la cual le responde con un dedo sobresaliente
―oh…entonces…tu ¿No tendrás problemas para…―¡mierda! Que alguien por favor controle mi cerebro

Eric me da una mirada con rubor en sus mejillas, es la segunda vez que presencio aquel lindo acontecimiento, el color rubio de su cabello y sus ojos miel hacen que sus pómulos prominentes se ubiquen tiernamente en su rostro enrojeciendo ante mis palabras o los hechos

―no tendremos ningún problema―asentí y me encontré con su profunda mirada ¿Cómo debía empezar? ¿Tendría que ser yo la primera en dar el paso?

No tuve tiempo para pensar las respuestas pues mi cuerpo se había encargado de comenzar el asunto besando los labios del chico rubio, este cumplía con el papel de ser atacado asegurándose simplemente de que sus labios no se separaran de los míos. Estuvimos así hasta que mi espalda comenzó a cansar y me gire para que ahora Eric tomara su posición sobre mí, la respiración me estaba faltando y Eric lo percibió, se alejo solo un par de centímetros de mi boca con sus ojos aun cerrados

―Hanika…
― ¿Tienes preservativos? ―pregunte dándole un beso fugaz, Eric abrió sus ojos brillando extrañamente
―no, pero supongo que Marina debe tener por aquí
Se levanto desfigurando nuestra posición y comenzó a rebuscar entre los cajones
―la última vez, le vi escondiendo unos en este lugar
― ¿La última vez? ―pregunte sentándome en la cama
―la última vez que estuve aquí
― ¿acostumbras a venir mucho?
―Venia cada día pero ahora que mi padre me mantiene sofocado con el trabajo solo vengo un par de veces en la semana cuando Marina no tiene tarea y cuando no estoy contigo―abre su segundo cajón y examina las cosas que están dentro de él
―Eric ¿No has pensado en ir a la universidad? ―pregunte
―sí, un par de veces, Marina destornilla su vida tratando de convencerme de ir
― Y ¿porque no lo haces? ―tercer cajón y aun no encontraba los preservativos
―tengo un trabajo y no tuve que ir a la universidad, soy independiente y me agrada mi vida como va, no me gusta el atareo de las tareas, exposiciones y exámenes, además no me pagaran por ir a estudiar―dice rebuscando en el cuarto cajón
―no lo harán pero he visto que no te agrada mucho el trabajar con tu padre, si fueras a la universidad tal vez encontrarías un mejor trabajo que te permitiría ver a tu mejor amiga por más tiempo, además tal vez este trabajo te llevaría lejos…y las complicaciones no son importantes, en tu trabajo tienes que hacer exposiciones como en la universidad, informes como las tareas de la universidad y los exámenes serian estos mismos informes en tu empresa solo que tendría una mayor importancia
Eric se levanta cansado de no encontrar nada en los cajones y se dirige al closet
―cuando dices lejos ¿a qué te refieres?
―me refiero a lejos de Miami o hasta conseguir un gran empleo como presidente, no tienes porque estar debajo de las alas de tu padre, puedes conseguir muchas cosas mejores
Eric se gira con un preservativo en su mano observándome atentamente
― ¿Por qué crees que podre llegar lejos?
―porque confió en ti

Me observo durante unos cuantos segundo más antes de acercarse a mí de nuevo, le recibí con mis brazos abiertos y lo atrape entre ellos, sus besos se marcaron  en mis labios y en mi piel como suaves burbujas, sus manos rodeando mi cuerpo me abrazaron del frio que comenzaba a sentir, su cuerpo caliente ahora sobre el mío acariciaba tiernamente cada parte de mi figura

―Hanika―susurro cerca de mis labios

Enrede mis piernas en su cintura y decidí deshacerme de sus botones que ya comenzaban hacerme estorbo y cuando su pecho estuvo desnudo sobre mí el aire comenzó a faltarme, cerré mis ojos y saboree su dulce boca con mi lengua, Eric movió  ágilmente sus manos en mi vestido y me desprendió de él en unos segundos desconocidos para mi, sus manos acariciaron mi estomago, mis piernas, mis brazos, mi rostro hasta que se encontraron con mi ropa intima

―sabias que esto pasaría―musite y desabroche mi otro impedimento, el botón de su pantalón―por eso decidiste escoger la ropa interior que me quitarías―baje su cierre, los ojos de Eric se detuvieron en mis manos sobre su pantalón
―nunca pensé que pasaría―me aseguro volviendo sus ojos a mí y note su sorpresa y su sinceridad, ni siquiera yo pude imaginarme que algo así pasaría

Le bese no queriendo esperar más y me gire sobre él para deshacerme de sus pantalones, sus bóxers negros quedaron ante mi vista y me ruborice por completo al pensar en lo que podría encontrar debajo de el. Si, nunca había mantenido relaciones sexuales con ningún chico, siempre pensé en Aaron como el primero pero tal vez eso no se cumpliría. Un pinchonazo llego a mi pecho pero Eric lo retiro con un tierno beso

―déjame a mi―me pidió y me deje ir, deje que él se encargara de todo, deje que sus besos me consumieran por dentro, deje que sus piernas se enrollaran con las mías
Cerré mis ojos disfrutando de su tacto, de sus besos, de sus palabras, de todo lo que Eric me estaba ofreciendo, nuestros cuerpos se movían conjuntamente y mi ansiedad aumento, deseaba que me besara cada vez más, deseaba escuchar su voz cerca de mis oídos, deseaba escuchar sus gemidos. Mis manos recorrieron su pecho y plante algunos besos en este y en su cuello, nos revolvíamos entre las sabanas y ahora mi cuerpo se sentía completamente caliente, no entendía cómo pero algo se estaba consumiendo dentro de mi, mordí sus labios y apreté su cabello entre mis dedos jadeando 

― ¿puedo? ―pregunto con sus manos en mi ropa intima inferior, sus manos temblaban y sus ojos parecían destellar aun más nervioso, podía sentir el gran palpitar de su corazón en mis piernas donde estaba su pecho y su respiración agitada, veía como mi estomago subía y bajaba con cada respiración que mis pulmones estaban tomando, estábamos completamente sudados y agitados

Asentí lentamente mordiendo mis labios y mire al techo donde un gran cielo se dibuja un cielo como el que alguna vez dibuje para mi mejor amigo, para la persona que me revolvía por dentro, que lograba sacudir mi corazón, me dejaba sin respiración, me lastimaba, me hacia feliz, me hacia llorar pero le amaba y tal vez eso nunca cambiaria

―quiero un gran cielo allí―señalo el techumbre de su habitación sonriendo―quiero que sea como el de Miami, estrellas en aquel lugar―punteo un lugar fijo sobre su cama azulada―que las estrellas sean azules, espera no, blancas con brillantina y también quiero una gran luna azul como el tamaño de la panza del maestro Luis―reí ante el chiste de mi mejor amigo, me encontraba en el suelo con pinturas de todo los colores, Aaron había llamado a casa con gran urgencia y me había pedido venir hasta su casa con todas las pinturas que pudiera cargar en mis bolsillos y en mis brazos, eran las 11 pm y mamá había tenido que llevarme en su auto ante una gran pataleta mía, ahora ella estaba dormida en el sofá de Aaron junto a su madre la cual también había tenido que aguantar una gran pataleta de su hijo
― ¿Por qué quieres que dibuje un cielo para ti? Puedes mirar por la ventana el cielo de Miami―dije señalando al exterior donde la luna nos sonreía
― ¡No Hanika! ―cruzo los brazos sobre su pecho haciendo un puchero y arrugando su frente―quiero un cielo arriba de mi cama
―está bien, no te molestes― le di uno de los pinceles que llevaba dentro de mi braguita naranja
―no me molesto pero mira esto―señala debajo de sus ojos a dos oscuras bolsas que comienzan a formarse―el doctor dice que es porque no puedo dormir bien
― ¿Por qué no duermes? ―le pregunto tomando la pintura blanca decidida a empezar por las estrellas
―porque me gustaría estar en la playa jugando―dice elevando sus hombros―contigo, por eso quiero ese cielo
― ¿Por qué?
―porque soñare contigo y yo en el mar debajo de las estrellas y el inmenso cielo y así siempre querré dormir―sonríe y me da un beso en la frente

― ¿Hank? ―Eric esta sobre mí contemplando como mis mejillas se llenan de lagrimas― ¿te he lastimado? ―pregunta preocupado
Le empujo y tomo mi vestido, chequeo lo que aun llevo puesto y me doy cuenta que Eric no tomo mi aprobación pues mi bragas continúan en su lugar
― ¿Hank qué pasa? ―pregunta levantándose de la cama y corre hacia mí, me desenredo de sus brazos y me subo el vestido, buscó mis zapatos en la habitación, no los encuentro y estoy como loca, mi corazón bombea sangre a mi cerebro a mis brazos y a todo mi cuerpo muy rápido y siento tanta adrenalina que diría que estoy a punto de explotar―por favor explícame ¿Qué hice mal? ―Eric toma sus pantalones y comienza abrocharlos siguiéndome el ritmo

Busco debajo de la cama y allí están mis zapatillas, las tomo de un zarpazo y me dirijo a la puerta, mi pecho aprieta mis pulmones, conozco ese sentimiento, es el sentimiento que nació en mi y permanece en mi desde la primera vez en la que dañaron a mi corazón, las lagrimas son como sangre en mis ojos, me arden y deseo arrancarlas , deseo arrancarme el pecho y la cabeza, me arde el cuerpo y no entiendo porque el aire se me está escapando y no decide volver

―no te vayas por favor―me pide Eric, su voz llega a mis oídos como un sonido rugiente haciéndome gritar―Hanika―Eric toma mis manos completamente desesperado pero lo alejo de mi bruscamente y corro lejos de él. Bajo las escaleras de dos en dos con mis zapatillas enroscadas en mis manos

Kella se gira para verme bajarlas y su sonrisa se convierte en una brusca mueca y corre auxiliarme pero me giro a la salida, la música golpea mi cabeza y necesito aire, corro, traspaso la puerta, Kella me sigue, también Katy, incluso Jackson y los demás chicos, siento las hierba entremeterse en mis dedos cuando paso por el jardín, el frio y el viento rasgan mi piel y la queman, escucho mi nombre, escucho miles de veces que alguien me grita desesperadamente pero no me detengo aunque mis pies están cansados, aunque el aire me falte , aunque el llanto este matando mis pulmones nunca lo hago. La música queda atrás de mi junto con la luz que la casa de Marina me ofrecía, ahora los arboles, la brisa del mar y la oscuridad me acompañan, corro aun mas cuando siento que alguien está justo a mi lado y es allí cuando una luz me atraviesa el pecho cortándome completamente la respiración


....................
Chicas les quiero agradecer por sus votos que maravillosas :)
Y les pido que sigan votando, los links estan arriba en la pag que dice
Estoy concursando en :)
Gracias 
Bsos 
y espero que les guste el cap 


6 Umpalumpas ♥ :

  1. buff!!! pobre Eric!! =( me siento fatal por él, tiene que estar super triste y atormentado igual que Hanika...
    sube pronto el siguiente!! (L)
    besos <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Annie! Que alegria, que alegria nuevo capitulo!!!, que emoción =D. Annie, estuvo precioso, me encanta como escribes, y creo que casi lloro yo tambien con los recuerdos de Hanika =(. Uhh, me pregunto cuanto pasara para que las cosas se arreglen. A veces quiero que todo halle solución y otras veces no, porque no quiero que termine la historia... que indesición ¿no?.
    Espero el proximo capitulo, gracias por siempre alegrarme con tus comentarios =).
    Te cuidas muchisimo, y adiós.

    ResponderEliminar
  3. Holaa! :) Madre miaaa!! :) que bonitoo! jajaj con lo de los preservativos me pude reír! ;D jejejej me encantó es fantásticoo! ^^ espero que subas pronto el siguiente porque este se me ha hecho más que corto... cortísimo!! ^^ un beso enormee y a seguir así de bien eeh? ;D

    ResponderEliminar
  4. Olaaa !!! :) JODER JODER JODER JODER JODER !!
    tuu nos quieres matar de un infarto :O
    maadreeeeeeeeeeee miaaaaaaaaaaaaaa
    estuuvoo genial !! pobre eric joder joder. i pober hanika :S
    uff... quiero saber quien es el que sta cn ella al final.. ya ya ya suubee yaaa
    unbesoo !!

    ResponderEliminar
  5. Annie!!!!! Felicidades : He visto que has ganado en el blog de http://elamornoesunjuegoesunarmamortal.blogspot.com/2011/06/ganadoras-del-concurso.html . Decirte que estoy muy contenta y feliz por ti!!! sigue escribiendo!!!!
    Besos <3

    ResponderEliminar
  6. Hola:) Dios mioo!!Como siempre me encantaa, de hecho me requeteencanta, madre mia , me has dejado vamos...dios es genial! Que fuerte, pobre Hanika;(
    Necesito el siguiente capitulo.
    Besoos

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)