lunes, 22 de agosto de 2011

Capitulo Once: No es mi Hora de Llorar

― ¿Puedes creerlo? ―me cuestiona Claire, ha estado parloteando todo el tiempo del gran alboroto que tuvo lugar en la fiesta del equipo de fútbol, la cosa es que Marie, una de las animadoras se abalanzo sobre Vero quien estaba muy placenteramente entre los brazos de Jake y todo se volvió un completo caos―tenias que haber estado allí, Marie quedo hecha un puré de papa cuando nuestra queridísima amiga Vero le partió el trasero
―me hubiese gustado verlo―respondo sin mucho interés en el asunto
― ¿Estás bien? ―Claire quita su atención de su almuerzo para ponerla en mí
―sí, completamente―sonrió de una forma forzada y debo decir que fue una estupidez, mi sonrisa forzada no es muy creíble
―no hay nada bien―me dice y aleja su bandeja, allí va súper Claire al rescate―andando―me urge―suelta todo
―no quiero hablar de ello Claire
Ella asiente a mi petición y recoge su bandeja para continuar con su almuerzo, sabe que no miento cuando digo que no quiero. Siento pesadez en mi cuerpo y desgana, nada es como imagine que sería después de declarar mi amor por Aaron, todo se ha vuelto aun peor, Sophie mantiene a mi amigo totalmente ocupado y se niega a escuchar su explicación de un nosotros, Aaron ha intentado incansablemente hablar con ella pero Sophie solo le ignora y continua su camino. En casa todo es peor, Sophie revolotea por todo el lugar tratando de captar la atención de Lily y de Josh, el padre de Aaron , me siento miserable cuando ataca a mi amigo frente a mí con besos y abrazos, todo es completamente horrible, no sé cuánto tiempo más pueda aguantar
― ¡atención! ―detengo mis pensamientos y me giro para ver a Jess sobre la mesa de las animadoras
―la dramática va atacar de nuevo―Claire toma un sorbo de su jugo y sonríe― ¿Quién será su próxima víctima? ―me da una mirada maliciosa poco común en ella
―Estudiantes, animadoras, jugadores―sonríe Jess al tiempo que señala a su público que rápidamente a captado su atención, su corta falda se mueve de lado a lado con su cadera. Hasta para dar noticias tiene que comportarse como una estúpida porrista―tengo noticias para ustedes―algunos abuchichean y comienzan los susurros, todo se va a convertir en drama dentro de poco, así me lo indica el ambiente―les voy a contar una gran historia de amor del siglo veintiuno
―patética―canta Claire frente a mí, le sonrió con poca gana. Miro mi reloj y contabilizo unos dos minutos para que todo lo que está en la cabecita de Jess llegue a nosotros y cause estragos
―espero que no demore―le digo―aun me apetece comer
―Erase una vez una linda princesa de cabello rojizo y ojos esmeralda, llena de vida y de mucho amor, creció en familia acompañada por su hermana y su gran amigo―Claire me da una mirada atenta a lo que Jess está diciendo―cuando la princesa cumplió sus quince años se volvió toda una mujer pero no solo en alma sino también en cuerpo―Jess señala sus curvas para enfatizar mas sus palabras, no es nada buena narrando historias―la princesa conoció a su príncipe  y se enamoro locamente como en todos los cuentos de hadas, pasaron largos meses juntos hasta que el príncipe le dejo sin previo aviso, desechando su corazón y todo el amor que un día la princesa le brindo―doy una cucharada a mi almuerzo, Jess está tardando más de lo que hace habitualmente para herir a alguien― la princesa desolada juro no enamorarse nunca más y su gran amigo la apoyo en esta decisión ya que su amor también había sido un imposible―se detiene un momento― pero entonces la princesa de cabello ahora rubio conoció la razón por la cual su príncipe la dejo, por otra chica, la bruja ―Jess hace una mueca de desagrado hacia nosotras que completamente ignore―La princesa se entrego a su príncipe por última vez queriendo olvidarlo aunque sabía que nunca lo haría pero no permitiría que la malvada bruja se llevara todo lo que le pertenecía a ella y este le recibió con brazos abiertos…
― ¿Qué mierda está diciendo? ―susurra Claire moviendo su cuchara irritada con la voz de Jess, levanto mis hombros mostrándole que no tengo ni la más mínima idea de lo que puede estar pasando. Normalmente Jess no se entromete con las historias, solo las suelta haciendo estallar carcajadas, llantos y gritos e incluso peleas
―Su amigo le consoló y decidieron enamorarse uno del otro para poder superar sus amores imposibles―continua, ¿Cuánto habrá obtenido en literatura? ―pero ahora su amigo ha obtenido a su amor y la princesa no piensa dejarlo ir sin antes acabar con él, con su príncipe azul, con la bruja y con su hermana―doy diez dólares a que reprobó
― ¿Jess te has dado un golpe en la cabeza? ―pregunta Marie desde abajo cuando su amiga animadora ha dado por terminada su historia
―no cariño a mi no me han pateado el culo como a ti―muchos sueltan a reír pero yo no lo hago, mi mirada ahora está en Sophie quien aprieta su mandíbula, sus ojos están centellantes , llenos de furia, tristeza y desolación . Siento sus sentimientos abarcar mi pecho creando un gran agujero como el que he sentido hace pocos días ¿Sophie se siente de aquella manera? Me sorprendo al darme cuenta  que no es la única con furia en su mirada y con rencor en su pecho, siento la necesidad de bajar a Jess de donde se encuentra, mis manos tiemblan sin ser controladas, aprieto mi lengua pues cientos de palabras desean salir de mi boca, mi cabeza palpita fuertemente ¿Qué está ocurriendo?
― ¿Hank? ―Claire toma mi brazo cuando me he levantado de mi asiento, mi comportamiento no me es solo extraño a mí sino también a ella
―con ustedes―Jess sonríe como si el final de su cuento fuese totalmente de su agrado―la princesa Sophie, su hermana Hanika, su amigo Aaron, su príncipe Elio y la bruja  Claire―Jess aplaude presentando a sus víctimas pero nadie más lo hace con ella
Todo se sume en silencio, levanto mi mirada suavemente a mi hermana quien esta empuñando su mano sobre la mesa aun con aquella expresión dolida en su rostro, Aaron en la barra se ha quedado perplejo mirando a Jess y cuestionándole con la mirada, pero ello no es todo, Elio está a mitad de camino hacia nuestra mesa con su bandeja en mano, su mirada ahora está sobre mi hermana y Claire…
La pequeña Claire quien aun mantiene su mano en mi brazo, me aprieta fuerte buscando alguna salida a aquella situación, nunca hemos sido víctimas, ni siquiera nos notan al estar allí sentadas ¿Por qué ahora todos nos están mirando?
―Sophie cálmate―le pido a mi hermana en un susurro cuando ciento un apretón en mi tórax más fuerte que el todas estas semanas, es como si mis pulmones hubiesen sido extirpados, no puedo seguir manteniendo sus sentimientos en mí
― ¿De qué está hablando? ―Claire me brinda una mirada y después la dirige a Jess, parece tan embrollada como yo
―no lo sé―le respondo sinceramente. Evaluó su historia y cada personaje, muchas ideas llegan a mí, muchas situaciones y muchos sentimientos ya vividos, pero aun así no logro comprender que es lo que pasa con las tres personas que se han quedado estáticas a mí alrededor, parecen ladrones siendo descubiertos
Jess se permite una buena carcajada, lleva sus manos a su cadera y en un movimiento sensual le lanza un beso a Aaron
― ¡te dije que me vengaría! ―grita riendo más fuerte, Aaron la mira inmutablemente, sus ojos chocolate se enturbian poco a poco
―Hank―Claire me masculla jalándome del brazo―algo no está bien y aun no comprendo que es ¿Por qué somos nosotras las victimas?
Miro a Elio quien ahora tiembla con su bandeja en mano, las lágrimas están a punto de consumir sus ojos, otra opresión viene a mí en oleadas ¿Podría alguien decirme que mierda está pasando?
―es cierto, algo no está bien
―zorra―Jess le escupe a mi hermana y como si su saliva hubiese llegado a mi giro mi rostro y doy un paso al frente, Sophie se queda paralizada estrujando sus puños sobre la mesa, observo cómo se levanta paulatinamente de su lugar dispuesta  a actuar contra la perra que le ha escupido, muestras sus dientes como si de una depredadora se tratase y cuando está preparada para arrojarse sobre ella, Bianca interviene haciendo que Jess ría mas estruendosamente
―si esa perra no me aclara lo que ha dicho antes de que se me acabe la paciencia le arrancare su puta cabeza―Claire se molesta con su risa, yo también lo hago
―déjala divertirse un poco Bianca―Jess hace uno de aquellos movimientos que detesto que haga mi hermana en el campo, es una subida de mano y pierna hasta sus voluptuosos senos, todos en aquel lugar pudieron apreciar el horroroso color rosa de sus bragas, no entiendo porque necesita más atención cuando ya la tiene toda, incluso la mía
―cállate Jess―Bianca no está muy contenta, Scott se levanta de la mesa no aguantando el drama de la situación en la que ahora también está envuelta su novia y se retira, me parece un tanto extraño su actitud pero no me detengo a pensar en ello, ahora lo más importante es la aclaración de la patética historia de hadas que ha tratado de narrar-sin mucho éxito- Jess hace pocos minutos
―solo quiero que el mundo sepa quien realmente eres Sofía―pronuncia el nombre de mi hermana con su acento mexicano que tanto llegue a detestar en los últimos días
―lo entiendo―la voz de Sophie se ha convertido en mas un murmullo, parece que se está tragando cientos de palabras―pero ellos no tienen nada que ver en esto
―no me interesa, tu hermana es tan idiota como tú, Aaron solo me ha causado migraña y el bombón de Elio, bueno, él simplemente es un maldito bastardo por estar bueno―Claire gruñe a mi lado, no le gusta mucho que otras miren a su chico
Sophie calla, tal vez no sabe que decir o simplemente no hay nada más que decir, lo hecho, hecho esta ¿No? Además, nadie podría detener a Jess, cuando empieza siempre tendrá que terminar y así no desee hacerlo yo misma me encargare de que lo haga. Me he llenado de dudas y sentimientos extraños a causa de mi hermana y no pienso dejarlo pasar
Me muevo un poco hacia la mesa de mi gemela quien está siendo tranquilizada por Bianca aun, puedo ver como evita mi mirada y como su amiga también lo hace, parecen… ¿Avergonzadas? No lo entiendo ¿Por qué lo estarían?
Claire a mi lado continua sujeta a mí, Jess extiende su risa otros segundos más, estoy dispuesta a callarla con cualquier cosa que puedan alcanzar mis manos pero Claire es más rápida y le lanza una cuchara en la cabeza frustrada
―hey―se queja Jess cuando esta la ha impactado―pero que…mierda―ubico mis manos sobre mi pecho, Aaron aun no ha dado un paso y Elio mucho menos pero no me interesan sus intervenciones, algo no huele bien
―Habla―le exijo, Sophie niega y dice algo en voz baja que solo Bianca puede escuchar
Jess me sonríe abiertamente aun rascando su cabeza, parece que el golpe no le ha importado mucho, toma su bolso de una de las sillas y saca un paquete de el
―Querida Claire lamento decirte que para tu amado no has sido la primera―nos comunica con voz narrativa, se cree muy buena en la literatura la zorra, lanza un paquete a nuestra mesa, el paquete rebota en una de las esquinas y cae al suelo regando en el cómo pintura miles de imágenes, no me atrevo a mirarlas pero Claire si lo hace, escucho como suelta el aire sorprendida y le siento caer a mi lado, sostengo su brazo porque no quiero que se rinda frente a Jess. Mantengo mi mirada en la irritante porrista frente a mí, no deseo mirar las fotografías que tanto están causando terror en mi mejor amiga pero muchos si lo hacen, se acercan secretamente a nosotras con la intención de ver lo que tanto alboroto causara en pocos segundos―querida Hanika―Jess sonríe, deseo matarla y volverla cuadritos cuando dice mi nombre con cierto cariño forzados―tu chico ya ha estado con tu hermana…
Mi malestar aumenta, ella mira a Aaron quien aun se encuentra en la línea de la cafetería con su bandeja sin llenarse por completo, sus ojos me observan lanzándome sentimientos a través de ellos, no logro comprender el porqué de su expresión pero parece que algo duele
―…a pesar de que ha dicho amarte―otro paquete llega a nuestros pies, no puedo mirarlos porque siento que ahora voy a ser yo la que va a rendirse frente a ella pero aun así lo hago. Hay fotografías de Elio y mi hermana en algunos lugares, algunas tomadas desde lo que parece ser una ventana, están en mi habitación y tienen poca ropa encima pero ello no ocasiona nada en mí, no hasta que miro a su lado otra fotografía y los recuerdos de la noche anterior regresan
―Te he traído algo que se que te va a encantar―Sophie toma la mano de Aaron y lo hace levantarse del sofá
―Escucha Sophie tengo que decirte algo
―cariño déjalo para después―ella le da un beso en la comisura de sus labios, retengo todo el aire en mis pulmones, tengo que mantenerme fuerte hasta que Aaron termine todo, solo tengo que esperar un poco, se que pronto el lo hará, me lo ha prometido―andando―le jala escaleras arriba, Aaron me da una mirada de disculpas que solo logra hacerme sentir peor
Me quedo mirando la tele por largas horas esperando que vuelvan aparecer pero no lo hacen ni siquiera cuando he decidido irme a dormir
Algo dentro de mí se ha roto, la imagen muestra a mi hermana enterrada entre los brazos de Aaron y ellos están…
Ni siquiera puedo decirlo, nunca pude imaginarlo
Quito mis ojos de las fotografías con la imagen aun en mi cabeza, se ha grapado en mi mente y en todo mi cerebro como un presentación que repetidas veces da vueltas
¡Maldita sea!
Una lagrima rueda por mi mejilla y el malestar se convierte en dolor, no tengo aire, no hay oxigeno para mí, no hay nada que pueda opacar lo que estoy sintiendo, veo las lagrimas llegar a mis ojos pero las detengo con lo poco que me queda de fuerza, es un golpe en mi corazón que desestabiliza todo mi cuerpo, mis brazos duelen y pican, mi rostro se hace duro, mis ojos parecen no estar en aquel lugar, todo se hace pequeño y oscuro ¿Es así el dolor? Si, así es
―vámonos―le indico a Claire sin atreverme a mirar a las personas a nuestro alrededor, duele tan solo mirar sus ojos, la oscuridad que estos ahora llevan, las palabras que puedan llegar a mí en recuerdos, las sonrisas y miradas que alguna vez pedí, quise y fueron reales ¿o estaba equivocada? Si, lo estaba, todo esto demostraba que era una más de las patéticas víctimas, pero no de Jess sino de quien nunca imagine, de quien nunca pudo herirme más profundamente, de quien nunca dude, de la persona que amaba. ¿Soy estúpida? Sí, claro que lo soy. Puedo culparme y decirme que me equivoque miles de veces pero el ambiente en el lugar se hace tan tenso, irritante y solo puedo sentir asco, asco de todos y de mí.
Jalo a Claire quien parece aun taladrada en el suelo y en aquellas fotografías que quisiera yo misma desgarrar, tal vez todo es un sueño o una broma…estúpida ingenua
Pasamos las puertas con nuestros dedos entrelazados tratando de darnos fortaleza la una a la otra, no nos vamos a derrumbar frente a todos y menos frente a ellos, somos como dos chiquillas que han sido lastimadas y solo se tienen la una a la otra para llegar a casa, donde comerán helado y este les regresara la felicidad, pero sé que nada podrá regresárnosla, nada.
Cuando hemos atravesado la puerta del instituto y nos dirigimos a la parada de los autobuses Claire suelta un desgarrador grito que la desestabiliza, la tomo a tiempo entre mis brazos esperando que no caiga al suelo, ella no puede controlarse
―no siento el aire―me dice entre tanto llanto
―respira―le pido acariciando su espalda
¿Qué le puedo decir cuando yo tampoco puedo respirar?
Mis dedos se mueven como locos alrededor de ella y sus incesantes gritos, me siento perdida en la situación, no comprendo que debo hacer,  estoy temblando y mi lengua se ha quedado estancada en mi garganta imposibilitándome decir palabras que lleguen a calmarla, Claire aprieta mi blusa atándome más a ella como si ahora dependiera de mí
―no quiero sentir esto―llora aun más profundo, nunca había podido ver como su corazón se desgarraba de tal forma que no puede controlar sus gritos, nunca, solo hasta hoy― ¡Dios santo! Esto es horrible―sus rodillas se doblan y grita de nuevo, cae al suelo, puedo escuchar el sonoro golpe de su piel y el asfalto
Caigo a su lado, mis mejillas arden con el paso del cálido aire a nuestro alrededor, el suelo se siente tórrido, la aprieto maldiciendo mi lengua y la inestabilidad de mi cuerpo
―es…es …es imposible―mis manos envían señales a mi cerebro y esta vez es de amenaza, si no actuó rápido alguien podrá ver lo que Jess ha causado y todo se volverá peor que la mierda para Claire―yo…yo soy realmente estúpida―la culpabilidad la abunda―sabia que él estaba andando con alguien cuando le conocí pero no me importo, él me había dicho que no era nada, imaginaciones mías―ríe causando que mas lagrimas hieran―pero el…me ha mentido
―es un bastardo―le interrumpo, Claire asiente, aunque dentro de mi puedo entender que mis palabras no van dirigidas a la persona que ha causado tanto daño a mi amiga
―Hank―se aleja un poco―esto duele
Lo sé,  porque lo estoy sintiendo,  pero alguna debe ser fuerte y creo que esta vez me ha tocado a mí, Claire ha tenido que llevar todas mis tristezas durante años y le debo el mantenerme obstruida en aquel momento, en el que su pequeño corazón lleno de vida se ha reducido a la nada. Estanco todos mis sentimientos en un rincón de mi pecho, les ordeno no moverse de donde están, no es mi hora de llorar
―vamos a casa―le digo con mi lengua entumecida. La aprieto y saco las llaves de mi auto que aun mantengo entre mis cosas, Sophie debió haber llevado el auto así que lo busco entre el parqueadero hasta dar con él, Claire me sigue, está teniendo espasmos, sus ojos se han enrojecido junto con su respingada nariz, camina lentamente mientras llora, deseo llegar pronto a casa, brindarle un tazón de chocolate y permitir que llore en mi hombro todo el tiempo que desee y necesite
― ¡Claire! ―Elio corre hacia nosotras pero Claire sube rápidamente al auto huyendo, cierra sus ojos y tapas sus oídos como lo hacía de niña cuando discutíamos― ¡Claire! ―le grita tocando su ventana con sus puños cerrados― ¡Claire! ―sus gritos también son desgarradores― ¡Claire! ―grita más fuerte, lagrimas aventuran en sus ojos, Elio golpea la ventana con su aliento fuera de sí, está enojado, sus orejas se coloran cuando lo está― ¡Escúchame! ―grita más fuerte, golpea el capote de mi auto generando en este un agujero con las marcas de sus nudillos, Claire brinca abriendo sus ojos, mira como la sangre corre por la mano de Elio quien solo trata de controlarla, él encuentra sus ojos a tiempo para decirle
―lo siento―ella niega, dispuesta a no escucharle y no preocuparse por su herida mano. Puedo entender como no quiero moverme del lugar, me siento agotada y no puedo exigirle a mi cuerpo la energía que él no puede brindarme, he decido poner todos mis sentimientos en aquella cajita alejados de mí, así que básicamente no siento nada
Elio patea incesantemente las ruedas de mi auto, callo, no tengo derecho a opinar y no me interesa hacerlo
― ¡Lárgate! ―mi amiga esta pataleando adentro, estoy a punto de subirme al auto sin importar lo que mi amigo está tratando de hacer, es hora de irnos
― ¡Hank!― Bianca viene hacia mí, ella también tiembla como cada uno de nosotros―Sophie ha tenido un ataque
―  ¿Qué? ―algo abruptamente desconocido llega a mí, es un nuevo sentimiento muy lejano que pensé que nunca llegaría a repetirse, pensé que se había extinguido
―ella está en la enfermería, han pedido una ambulancia, no pueden controlarla
― ¿Epilepsia? ―cuestiono
―si

.............
Les ha gustado???
Lamento estar tan perdidita :S
últimamente, pero bueno que no se quejen de que no he pasado por sus blogs porque trato de hacerlo cuando tengo tiempo, a veces lo hago desde mi movil pero no me permite comentar asii  que no piensen que no leo los caps que suben
Bueno chicas, aqui encontraran una de las respuestas del concurso
es la de algo imposible
y adivinen quienes son los personajes!!!
jejej espero que este demasiado claro
perdón si el cap tiene fallas, espero que les guste
y si hay errores, diganlos, si nos les gusto adelante , si me falto escribir mejor 
solo díganlo, sus criticas me hacen crecer!
las quieroo!!!
ok
otra cosa, necesito que las ganadoras se reporten para la entrega de sus regalos , si no lo hacen hasta el viernes lo siento pero no se los daré a menos que tengan una buena pero muy buena excusa, vale??
Esto va para ti sabrina que nada que apareces a pesar de mis msj, si no entonces lo rifare entre las seguidoras :)
Las quieroo!!!
Bsos
oh oh!!
se me ha olvidado decirle... este cap es gracias a la inspiración que mis queridisimos amigos de The Fray me han dado :P
aquí esta la canción con la que he creado el cap, por si les gustaría leerlo mientras la escuchan
Bueno Bye
Bsos





jueves, 18 de agosto de 2011

Happy Day Vero!



Mi Querida Vero!!!
Amiga mía y Vecina Mía :)
Bueno esta entrada va dedicada a ti, por tus cumpleaños!!!!!!!!!!!!!!!
Feliz Cumpleaños a Ti
Feliz Cumpleaños a Ti
Feliz Cumpleaños
Feliz Cumpleaños
Feliz Cumpleaños a Ti
Bueno Vero, espero que este día la hayas pasado super duper, se que debes estar llena de regalos por montones además de muchos besos y abrazos que te ha brindado tu familia , Que Dios te bendiga en este nuevo año que te ha regalado de vida a ti y a todas las personas que son  dichosas de tenerte, espero que tengas muchos éxitos en tu carrera y en tu vida , que superes cada etapa y más que eso que seas feliz a pesar de cualquier problema que la vida te pueda dar, aprovecha cada año que Dios te da al máximo porque estos nunca vuelven :)
Te quiero amiga mía y te extraño por estos lugares, aunque entiendo que la u no te deje respirar porque  a mí me pasa igual, es más :P debí felicitarte hace rato pero apenas he llegado a casa y quería darte un regalo a pesar de que estemos lejos (bueno no tan lejos) asii que Feliz Cumpleaños!!!
Espero que te guste :$
Bsos :)

miércoles, 17 de agosto de 2011

Adelanto!



―vámonos―le indico a Claire sin atreverme a mirar a las personas a nuestro alrededor, duele tan solo mirar sus ojos, la oscuridad que estos ahora llevan, las palabras que puedan llegar a mí en recuerdos, las sonrisas y miradas que alguna vez pedí, quise y fueron reales ¿o estaba equivocada? Si, lo estaba, todo esto demostraba que era una más de las patéticas víctimas, pero no de Jess sino de quien nunca imagine, de quien nunca pudo herirme más profundamente, de quien nunca dude, de la persona que amaba. ¿Soy estúpida? Sí, claro que lo soy. Puedo culparme y decirme que me equivoque miles de veces pero el ambiente en el lugar se hace tan tenso, irritante y solo puedo sentir asco, asco de todos y de mí.
Jalo a Claire quien parece aun taladrada en el suelo y en aquellas fotografías que quisiera yo misma desgarrar, tal vez todo es un sueño o una broma…estúpida ingenua
Pasamos las puertas con nuestros dedos entrelazados tratando de darnos fortaleza la una a la otra, no nos vamos a derrumbar frente a todos y menos frente a ellos, somos como dos chiquillas que han sido lastimadas y solo se tienen la una a la otra para llegar a casa, donde comerán helado y este les regresara la felicidad, pero sé que nada podrá regresárnosla, nada.

jueves, 11 de agosto de 2011

Relato Ganador

Hola Chicas!!!
Un poco desaparecida??
Si bueno,  como ya les he dicho es culpa de la universidad y los maestros que no me dejan respirar :) . Bueno aquí les traigo algunas cositas que he recibido
1 El Premio de Gise

No es Hermoso ??  Yo lo he visto y me he enamorado de él, es especialmente para mí, así que Gracias Gise!!!
También he recibido más premios, como el de Adina,Withney, Kashmir y muchísimos más :) y aprovecho para disculparme porque no los subo todos a mi blog , pero de verdad le agradezco a cada chica por sus premios enserio, aunque no siempre tenga tiempo para subirlos :) y ello no sig que no me gusten, porque todos me encantan :)




Bueno también les traigo el relato ganador del Concurso  

Concurso "Una Linda Copia"

Después de todo...

El agua toca mis pies, y aunque los rayos del sol están sobre mí, me es
imposible no temblar ante la ventisca recurrente que logra envolverme. Hacia
un mes el ciclo lectivo había acabado, hacia un mes Aaron, y los demás
miembros del equipo de futbol, habían logrado traer consigo el trofeo del
campeonato... hacia un mes Sophie no me hablaba, no más de lo necesario al
menos.
Y ahora estoy aquí, parada sin saber que camino elegir, pensando que
tal vez las cosas habrían sido diferentes, si yo hubiera optado por la siguiente
opción.
"¿La siguiente opción, Hank?" reprocha mi conciencia "¿en serio?." Y
no puedo hacer otra cosa que balancear el rostro, mientras mi corazón late
desbocadamente de tan solo especular la idea por unos segundos.
"No" afirmo "Lo que he hecho esta bien." No lo voy a admitir, pero sé
que solo estoy creando ilusiones en una gota de agua que pronto se disolverá.
Suspiro, y levanto la vista al cielo, hacia aquel universo en el que solo se
reciclan sueños, y esperanzas. Aquel sitio en el que también se hallan los
míos... los que anhelo se conviertan en algo real.
La marea regresa, y se me hace imposible creer todo lo que ha ocurrido.
Diversas escenas saltan a flote; algunas de ellas me transportan de nuevo a
ese lugar, otras en cambio las recuerdo por fragmentos. Sin embargo, de entre
todos ellas, hay una que aún no consigo borrar, y la misma acecha mi mente, y
corazón cada vez que cierro los ojos o quedo en silencio.
"¿Han conseguido adivinar?" "Sí, es esa."
—¿Hank? — murmura alguien detrás de mí.
No respondo, tampoco giro, simplemente espero. Sus brazos me
envuelven, y aquella calidez tan familiar, y protectora aísla todos los
pensamientos negativos o inciertos que hasta ese momento había tenido.
Ladeo el rostro, y logro visualizar parte de su sonrisa.
—¿Qué estás haciendo aquí? —cuestiona.
Le contemplo unos segundos, antes de volver la vista al mar.
—Nada, solo pienso— respondo.
Aaron no acota nada, y el silencio, otra vez, se roba protagonismo.
Desde mi posición puedo oír el ir y venir de pisadas, son las dieciséis de
la tarde, y la playa se encuentra colmada de turistas, y residentes de la zona.
Algo sumamente normal, si tenemos en cuenta que nos hallamos en verano, y
el aburrimiento tiende a visitar más de una casa.
—Sabes que... —inicio él— aún no entiendo porque has elegido esto.
Desciendo la vista, y contemplo las pequeñas perlas de agua que ha
dejado la ultima ola en mi piel.
—No debes entenderlo Aaron, —murmuro— solo aceptarlo.
Escucho su exhalación, me desenredo de él y doy vuelta.
A través de sus pupilas se refleja la amargura que ahora lo persigue. Y
no logro reprimir "ese" pensamiento "Es mi culpa"
—Hank... —dice él, pero le silencio antes de que prosiga.
—No —niego, aun con el dedo índice cerca de mis labios. —Se acabó.
—Pero... —continua Aaron.
Sin embargo, no escucho una palabra más de él, porque una voz nos
interrumpe.
—¡Aaron! —grita.
La cabellera rubia de dicha persona se balancea en el viento, y sí,
efectivamente, es Sophie. Le está llamando.
Él no responde, y sus ojos parecen querer traspasarme, querer
comprender que estoy planeando esta vez, para detener mis pasos antes de
que llegue demasiado lejos.
Hago una mueca.
—Deberías ir.
Aaron no responde, y debido a la tensión del momento, lo único que
quiero hacer es escapar.
—¡Aaron! — vuelve a llamarlo.
Le miro unos segundos, y vuelvo a centrarme en él.
Sonrió.
—Estando aquí no conseguirás nada, —digo. Le tomo del brazo, él
reprime una queja pero de todas formas me sigue el juego— es mejor que te
vayas —prosigo.
Consigo girarle en el justo momento en el que Sophie patalea, y desvía
sus ojos hacia otra parte. Y sé que ha comenzado a desesperar, porque su
queridísimo amigo está tardando demasiado, y lo peor es que se encuentra
cerca de su venenosa copia.
—Dime, por qué lo has decidido así.
Resoplo, y le observo. Aaron mantiene la vista perdida, en algún punto
inexacto del lugar.
—Ya te lo he dicho —respondo.
—Repítemelo.
Bajo el rostro.
—Ella te necesita — susurro.
Aaron me contempla fijamente, y aquello destruye la muralla de
indiferencia que poco a poco había construido.
—¿Mas que tú? —cuestiona.
—Más que yo— afirmo.
Él suspira, y escucho el tercer grito de mi hermana.
Recupero mi posición del principio, aquella que poseía antes de que
llegara él, a teñir de nuevas dudas mi manto de confusiones.
La marea vuelve a mojar mis pies, y mientras oigo sus pisadas alejarse,
aquel sentimiento que arraiga mi alma se convierte en algo visible. Y seguida
de esa lágrima, llegan unas cuantas más.
Levanto mi mano, e intento despistar cada una de ellas.
Sé que callarlas es injusto, como es inmerecido el daño que he
ocasionado, y sigo ocasionando, pero no puedo retractarme este es el acuerdo
al que Sophie y yo hemos llegado.
Solo puedo confiar en que todo de alguna remota manera mejorara ¿no?

By Gise



¿Qué les pareció el relato?
Para mí fue hermoso, aunque al final se me arrugo el corazón pensando en Hank y Aaron lejos :S
¿Les parece que este sea el final del libro?
Bsos!!!

Las quiero por montones

jueves, 4 de agosto de 2011

Capitulo Once

Me encuentro entre los brazos de Aaron totalmente apresada por su olor, respiro profundamente de nuevo viendo como el agua choca con nuestros pies desnudos, esta se siente bien entre mis dedos tanto como la arena. La luna se ve tan grande que puedo notar su forma de queso, sonrió esperando que Aaron termine de revolver mi cabello con sus manos, ha estado jugueteando con el por más de una hora como un niño con un nuevo juguete
―es extraño pero puedo encontrar todo un mundo en tu cabello
― ¿Estás diciendo que tengo piojos? ―le miro indignada
―no, estoy diciendo que todo de ti es maravilloso―besa suavemente mi sien y me aprieta mas junto a él
Hay varios momentos en los que me siento extraña a su lado, no he tomado la costumbre de sentir cada movimiento suyo más cercano que antes ni he querido admitir que aun hay algo que nos separa, algo en lo que no quiero pensar porque temo que no tendrá solución. Le miro detallando su nariz y la curvatura de su boca ¿podría vivir sin él? Mi pecho ruge en negación, definitivamente no podría
Su teléfono suena en su chaqueta deportiva, Aaron refunfuña con desgana, es la tercera vez que suena y no pienso dejar que rechace la llamada una vez más, así que le indico con mi cabeza que tiene mi permiso para contestar
― ¿Si?...no…no…no…no… no trates de adivinar donde estoy―rueda sus ojos
― ¿Quién es? ―susurro cerca de su otra oreja, la que no está ocupada con su móvil
―ella está conmigo, estamos bien…ok―espera un momento―hola Claire…si…si…si…la cuidare…no tienes permiso para preguntar…no, aun no tenemos sexo
Me rió un poco y golpeo su hombro, Aaron toma mi brazo y me acerca a él suavemente
―quiere hablar contigo―me pasa su móvil
― ¿Claire?
―vale te lo diré rápido―su voz esta agitada, algo fuera de lo común en mi amiga―quiero que utilices preservativos ¿Vale? Aun no me apetece ser tía―se escucha un ruido estruendoso  tras de ella, distintas voces y risas―joder, estos tipejos son unos idiotas
―Claire no te preocupes por ello, estoy bien, disfruta la fiesta
―claro que la disfrutare cuando arranque a Elio de aquellas porristas insípidas
Sonrió imaginando el gran problema que se les avecina aquellas chicas, mi amiga a veces es un poco cruel
―está bien―suspira―te dejo con tu chico
―oh Claire espera―le detengo antes de que cuelgue― ¿Podrías…?
―sí, está bien, Sophie no se enterara de nuestra boca―me interrumpe suponiendo lo que podría pedirle―y podría encargarme de que tampoco de ninguna
―Gracias
Corto la llamada y le devuelvo el móvil al chico de ojos chocolate que está haciendo figurillas en la arena con su dedo índice
Hanika―ha pintado mi nombre en la arena haciéndome imposible creer que mi corazón pueda acelerarse más
― ¿todo bien? ―levanta su rostro con sus ojos brillando de inocencia sin llegar a pensar que es el único que puede atrofiarme con tan solo mirarme
―excelente―robo un pequeño beso suyo, me levanto y comienzo a caminar hacia el mar
El agua esta fría y la brisa se siente más fuerte en mi rostro cuando estoy cerca de las olas, el agua se tiñe de negro por causa de la oscuridad, mi vestido baila al compas de cada choque de las olas y mi cuerpo, mis desnudos brazos pronto se ven protegidos por otros más, le sonrió a la luna pidiéndole que detenga el tiempo
―oye―su voz hace cosquillitas en mi nuca―si no te quitas esto―estira uno de los tirantes de mi vestido―tendrás que regresar mojada y friolenta a casa, no quiero que mueras de hipotermia
― ¿esta es tu forma de pedirme que me desnude? ―escucho su risa en mi oído y a continuación un suspiro
―nunca pensé que llegaríamos a esto
― ¿A qué te refieres?
―en mis sueños siempre te pedía besarme y tu lo hacías, en mis sueños yo podría estar todo el tiempo que quisiera contigo, en mis sueños podía hacer esto―sus labios recorren mis hombros quemando mi piel y ocasionando explosiones en mi estomago, mis piernas no aguantaran, se siente como gelatina―también podía hacer esto―sus labios suben hasta mi mentón y sus manos acarician mi abdomen. Cierro mis ojos y le permito cumplir sus sueños tanto como los míos―esto no se siente como un sueño pero ¿Podrías…?
Me giro y le beso suavemente en los labios logrando en mi interior un gran estremecimiento
―alcánzame
Levanto mi vestido mojado ya en las puntas y comienzo a correr en la playa, Aaron viene tras de mí, puedo escuchar su respiración, mi risa y la suya se unen haciendo eco en todo el lugar, mis dedos se entierran en la arena y mi cabello se eleva en el aire, mi respiración esta agitada y al final termino atrapada en sus brazos de nuevo
― ¿A dónde pensaba ir señorita Evans? ―la mención de su apellido hizo que mi corazón diese un  pequeño brinco
Hanika Evans―repetí en mi mente
―solo iré a donde tú me quieras llevar―separo lo poco que nos queda de distancia y le abrazo
Todo se siente bien, perfectamente correcto a pesar de la culpa que mantengo dentro de mí pero borro aquel sentimiento de mi pecho creyendo que todo estará bien o eso espero
―felicidades por tu beca―le susurro dejándole libre de mis brazos
―gracias―sus ojos se posan en mí
Pienso en cómo debe estar mi cabello, en mi apariencia  y los nervios se acercan sigilosamente a mi cuerpo,  paso mi mano por mi rebelde y malditamente rojizo cabello pero Aaron detiene mis manos
―déjalo, me gusta cuando no tiene forma
Mis piernas tiemblan de nuevo
¿Cómo puede hacer eso? Puede derretirme tan solo con una palabra, con mencionar mi nombre e incluso con decir cosas absurdas como la belleza de mi cabello, Aaron tiene el poder de hacerme sentir diferente
―vamos a nadar
Me lleva con él a las olas al tiempo que me roba miles de besos, miles de besos que he guardado solo para él
……………………………..

―papá―Aaron se levanta del sillón y llama a su padre desde las escaleras
Estoy sentada  con las palomitas en mis manos y Lily a mi lado está debatiendo entre Harry Potter y Edward Cullen
―aun no se cual escoger
―Harry Potter estaría bien―opino robando una palomita del tazón
―prefiero a Edward―interviene Sophie
Aaron regresa con su padre siguiéndole el paso. Lily deja Crepúsculo a un lado ignorando la sugerencia de mi gemela y se dispone a poner la pelicula
― ¿Cómo está tu madre? ―la pregunta va dirigida a mi hermana, Aaron se ubica entre las dos generando un molesto e incomodo aire
―ella está perfectamente Lily
― y ¿tu?
―también perfectamente―mi hermana le da una tímida mirada al chico a su lado, siento que todo se me revuelve por dentro
―Lily cariño, Sophie ha venido porque desea ver una película no porque quiera contarte su vida―el señor Evans ocupa todo su sillón, está un poco más ancho que antes de su viaje y también luce un poco más cansado aunque puedo notar cuanta felicidad le hace estar de nuevo junto a su hijo y su esposa porque no para de sonreír en ningún momento
La película comienza y con ello mi desesperante panorama, Lily mantiene sus ojos en cada movimiento que se realiza en la pantalla y su esposo la acompaña, mi hermana se mueve en su asiento cada segundo y mi corazón no para de latir fuertemente mientras Aaron parece una estatua a mi lado. La película acaba y con ello los señores Evans se despiden y nos dan un tiempo a solas, un tiempo que pido a gritos que no se haga presente pero al final terminamos viendo a Edward Cullen brincar arboles junto a su amada, Sophie continúa moviéndose cada segundo hasta que noto que no lo hace. Me giro para ver que ha parado su constante movimiento y me topo con mi hermana tratando de meter su lengua dentro de la boca de mi mejor amigo, Aaron esta apretando el mueble y mantiene sus ojos abiertos en cambio de mi hermana que esta enganchada a su cuello con sus ojos cerrados y como he dicho haciendo duelo por entrar a la boca de Aaron. Retiro mis ojos de la escena con un pinchonazo en mi corazón y recuerdo la petición que le he hecho a mi mejor amigo
Dile la verdad
Me siento demasiado cobarde, tal vez todo lo que siento y lo que ha pasado pueda dañar a mi hermana pero siento que no hay daño más grande que el que inunda mi cuerpo cuando les puedo ver juntos. Siento nauseas y pienso que vomitare allí, encima de la hermosa alfombra que ha tejido Lily
―Sophie―Aaron susurra―quiero hablar contigo
―llevas diciéndome eso desde el juego―refunfuña―no me interesa eso ahora
Su beso se prolonga, me siento terriblemente por la situación pero le he pedido a Aaron que sea gentil con ella y está cumpliendo con ello aunque me duela más de lo que pensé que dolería ¿Puede algo como un simple beso hacerme sentir tanto dolor? La respuesta es un sí, un sí que se marca en mi cuerpo , en especial en mis pulmones y mi corazón, siento que no respiro para nada bien y que el agujero insistente de todas estas semanas regresa a mí con más fuerza. Escucho como sus bocas se chocan y sus respiraciones
¡Esto es demasiado!
Tapo mis oídos pero el sonido no desaparece
Todo es una mierda
Mi vida es una mierda
Mi corazón se ha vuelto una mierda
Al final cuando todo se ha quedado oscuro, cuando Sophie ha regresado a casa y cuando me encuentro en mi habitación, Aaron aparece queriendo darme sus buenas noches pero le rechazo, sus labios ya no saben igual y no me apetece besarlos

.................
Lamento que el cap no este tan bueno o tan bien escrito
nose, no me esta gustando como estoy escribiendo últimamente
lo lamento :/ mejorare, tal vez es que mi estado de animo no esta tan bueno
bueno Bsos
las quiero!!