jueves, 20 de octubre de 2011

Capitulo Trece: el mundo nos ha hecho daño, el mundo lo pagara




Contabilizo cinco asentimientos de cabeza departe de Eric antes de que comience a recoger sus pantalones, intuyo que Aaron ni siquiera se ha dignado a respirar desde el lugar donde se encuentra porque esta estático, si sigue así tal vez se desmallara
Eric recoge su camiseta del suelo y logra correrse un poco de su posición anterior y de mí, sonrió y le robo un último beso antes de comenzar a bajar las escaleras
― ¿y los chicos? ―pregunta mamá cuando nos hemos encontrado en el camino, ella lleva más galletas en su bandeja y alguna clase de zumo de naranja
―siguen arriba
― ¿para dónde vas? ―señalo la casa frente a mí, mamá asiente y continúa su camino a la casa del árbol
―lejos―susurro caminando distante de la puerta de entrada, voy a la valla la retiro suavemente y salgo de allí
Algo pica en mi garganta proveniente de mi estomago, tranco la verja y camino más rápido en el callejón lejos de casa, puedo ver la piscina de mis ricos vecinos, la familia entera se ha reunido para una parrillada, las muchas plantas no permiten que me vean , salvándome de una mirada triste de su parte.
¿Por qué la mirada triste?
Bueno, Sophie en el hospital con signos de nunca volver a casa y de nunca despertar lleva a que todo el mundo crea que tu vida es una desgracia y que con miradas tristes harán que tu puta vida sea un cuento de hadas
Tomo mi estomago justo a tiempo para agachar mi cabeza, todas las galletas acompañadas de un liquido viscoso vienen de mi estomago a mi garganta para salir por mi boca, respiro dejando salir algunas lagrimas. Miro mis zapatos al final y me encuentro que están totalmente sucios, los recojo y camino con ellos en mi mano sin antes limpiar mi boca con ella. Cerca del final del callejón lanzo mis zapatos al gran bote de basura de mis vecinos y camino por las calles esperando que un topo o algo más realista como un automóvil me arrolle y pueda acompañar a Sophie en donde quiera que este


…………

Estoy cansada de las constantes miradas de todos los alumnos en aquel salón, hasta la maestra siente cierto pesar por mí, ella esta mirándome todo el tiempo sin disimular junto con todo el resto de la gente. Aaron está en la otra esquina garabateando en su cuaderno, miro su figura desde donde estoy, está un poco bronceado, intuyo que debe ser por su nuevo trabajo como salvavidas en la playa.
Es mi segundo día de vuelta a clases, papá ha decidido que es mejor estar rodeada de mis amigos, dice que mi salud mental está deteriorada desde que ha ocurrido lo de Sophie, también piensa programar una cita con un psicólogo aunque yo me he negado rotundamente, le he informado que mamá lo necesita más que yo y el ha tomado nota en el caso, así que ahora somos dos con psicólogo en casa.
Mi móvil vibra sobre mi mesa, todos prestan aun más atención en si me atrevo o no a tomarlo, lo tomo, abro la tapa y respondo otro mensaje de Claire, ella dice que debo estar en el pasillo cinco minutos antes del toque. Contabilizo unos diez minutos para que esto ocurra, zapateo y masco mi chicle, me he saltado más de tres reglas en un solo día
1 móvil en el salón
2 chicles
3 no tareas
4 destiempo
Entre otros
No me preocupa nada de ello en lo absoluto, solo hay una regla que me gustaría romper y esto lo voy hacer en cuestión de minutos
Saco la lista que he construido esta mañana mientras desayunaba, le he dado una copia a Claire al llegar al instituto aunque ella ya tenía la suya propia, hemos acordado algunos puntos y ella ha dicho que todo está listo. Garabateo en la hoja esperando que los minutos pasen, repaso el plan una y otra vez en mi cabeza , todo tiene que salir perfecto y si no es así, se improvisara
― ¿Qué tal el protagonismo de Alex? ―la maestra está lanzando preguntas como si de dulces se tratara, nadie los toma así que ella tiene que responderse las mismas preguntas que formula
―pienso que debió escoger la segunda opción―habla Jessica con su chupeta en boca― ¿Quién quiere joderse la vida por una chica que acaba de conocer? ―Wau ¿Ella ha leído el libro? Si continuamos así tal vez es cierto que pronto el mundo acabara―es tonto
― ¿O quien quiere morir en manos de su enemigo? ―abro mi boca, todos se giran, Jess parpadea, es la primera vez que me atrevo hablarle después de tantos meses, ella está con una expresión de mierda en su rostro
― ¿A qué te refieres Hank? ―pregunta la señorita Morris interesada en que ahora yo estoy prestando atención a su clase
―pienso que Alex debió escoger una tercera opción
― ¿Tercera opción? ―Morris arregla su falda y se recuesta en su mesa
―sí, tenía su daga ¿Por qué no podía matar al demonio?
―perdería a su chica―Aaron interviene, ha dejado de garabatear y esta mirándome con algo de dulzura, odio esa nueva mirada
―sí pero ¿Qué no existía la fuente de la vida?
―eso solo era un mito―Jess comenta mirándome entre sus pestañas absortas de tinta negra
―no lo era, si lees bien el libro sabrás que la leyenda dictaba que Alex estaba más cerca de la fuente que cualquier otro guardián, pero al entregar su vida por la de la chica la fuente acabo destruyéndose y la leyenda perdió su sentido
― ¿pero si dejaba morir a la chica y no encontraba la fuente? ―el chico de ojos grises que distingo como Teo acomoda sus gafas mientras me lanza la pregunta
Morris esta sonriendo de oreja a oreja, mi oportuno interés en clase ha hecho que la atención vuelva a donde debe estar, en el libro de “Mil estrellas en una noche”
―la encontraría, creo que la leyenda no existiría si él nunca la hubiese podido encontrar―respondo
―la leyenda no era tan completamente cierta, después de todo Alex murió, la fuente no fue hallada y la chica quedo solitaria―Aaron recita en último momento su aporte a la clase antes de que el timbre dé la señal de salida
Maldigo suavemente y miro mi móvil, no había notado todas las llamadas que Claire me había estado haciendo en los próximos cinco minutos, me levanto del asiento, lanzo el libro y la lista dentro de mi morral y camino hacia la entrada donde todos están luchando por salir
―Señorita Hanika―me giro para encontrarme con una maestra sonriente
―buen aporte―levanta su dedo pulgar a mí, le guiño un ojo y doy un paso fuera del salón
―el tuyo también fue un buen aporte―susurro cuando me encuentro a Aaron en mi camino, le planto un suave beso en los labios y comienzo a correr como loca en busca de Claire
Ella ya esta malhumorada cuando la encuentro al lado de los sanitarios, ha amarrado su cabello y se ha teñido su boca de rojo, dice que es su nuevo estilo, que el de chica buena jamás funciono con ella, después de todo perdió a Elio por una puta. Nunca hablo de Sophie como una puta, pero sé que lo pensó
― ¿Dónde mierda estabas? ―atrapa la manga de mi blusa y me atrae hacia ella, huele a pintura con algo de su perfume de flores silvestres
―en clase, por supuesto―respondo fácilmente zafándome de ella
―te dije que estuvieras cinco minutos antes―rezonga
―está bien, la clase estaba algo interesante
Claire bufa consternada ante mi comentario,  ¿A quién puede gustarle literatura inglesa? bueno a Sophie le gustaba ¿Por qué no podía gustarme a mí? Después de todo tenemos los mismos gustos
―vale, mueve tu culo, ya está todo preparado―le entrego mi mochila, ella entra al lavado y sale sin ella y sin la suya
―deberías dejar de ser tan vulgar
― ¿Disculpa? ―levanta una ceja suya, las ha depilado ¿Cómo ha cambiado tanto mi pequeña Claire? ―culo no es una grosería
―lo es, debes decir trasero―le corrijo mientras comenzamos nuestra caminata
―claro, como sea son la misma cosa―saca un chicle de su pantalón me pasa la mitad de este―come y mastica hasta que quede totalmente pegajoso
―eso durara horas
―son de los baratos, pierden su sabor y contextura a los minutos
Lo meto en mi boca, es de fresa, sabe un poco mal
―deberías usar mas colonia, hueles a pintura―le expreso
―lo hare cuando volvamos
Claire sonríe, una sonrisa que jamás pude notar en su rostro ¿Es ello maldad combinado con felicidad? Sí, claro que lo es, la pequeña Claire ya no es tan pequeña, aunque sigue siendo frágil ella ya no es tan dulce, ella ahora es diferente, no solo en su apariencia o expresiones también en su esencia
Te extrañare pequeña Claire
La tomo del brazo y la hago caminar más rápido, reímos juntas sabiendo que nada ni nadie podrá detenernos, el mundo nos ha hecho daño, el mundo lo pagara

4 Umpalumpas ♥ :

  1. la verdad es que me da pena que Claire haya cambiado se ser tan dulce y rica a tan... no sé como definirla xD
    me encanta cuando le da un beso a Aaron al salir de clase (L)
    Bsoos

    ResponderEliminar
  2. Hoolaa... :)
    Dioss iaa era tiempiitoo dee que publicaras.. ajajaj
    lleguee a desesperarme porque SIGO SIN ENTENDER PORQUE NARICES Aaron se quedo tan pancho cuando hank se lio con Eric delante de sus narices..-.- no comprendo NADA.. !! asi quee porfavorr subee prontoo algo que explique eso..
    ii segundo algo me da que ellas dos preparan algo contra el instituto ajaj
    me gusta la nueva claire.. :D
    la reberldia ii la cabezoneria pueden llegar incluso a acerte madurar asii quenunca se sabe.. ;)
    buueno.. es super cortoo eso sii.. :S
    por lo tnatoo SUUBEE PRONTIITOO XFAVORR !!

    ResponderEliminar
  3. me encanto:)
    si tienes un minuto me gustaría que te pasases por mi nuevo blog y me dieras tu opinión:)
    http://lacomplicadavidadeunaadolescente.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Annie! ¿como estás?
    Espero muy bien :). El capitulo me encanto, aunque aun estoy un poquito confundida, con quien esta Hank :/. Me pregunto que va a pasar, y que tendrán planeado hacer Claire y ella.
    Uhh,que intriga, te seguire leyendo.
    Cuídate, y adiós.

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)