martes, 20 de diciembre de 2011

Capitulo Catorce: Siete Minutos

Caigo y mi trasero se arrastra por todo el pastizal, maldigo a Claire lo suficientemente bajo como para que mis padres no escuchen pero lo suficientemente alto como para que ella si lo haga. Claire reprime una risa con sus dos manos sobre su boca, me levanto del suelo sacudiendo mi pantalón, gracias a Dios es negro y está lo suficientemente oscuro como para que alguien note lo sucio que se ha puesto
―no duraras mucho con él―me dice Claire comenzando a caminar hacia la verja
― ¿Vamos a salir por allí? ―le cuestiono comenzando a caminar a su lado
―claro, no podemos arriesgarnos a que tus padres nos vean
― ¿No crees que al salir por allí nos estamos arriesgando mucho más? ―Claire pone en blanco sus ojos y me jala con ella
―tenemos armas―susurra divertida
― ¿Qué clase de arma es una cámara?
―no me refiero a la cámara―señala su pequeña mochila que cuelga de su hombro
―momento―la detengo bruscamente, Claire se tambalea ante mi agarre― ¿Qué mierda llevas allí?
Ella ladea su cabeza con expresión burlona, sacude sus pestañas  y muerde su labio, todo indica que algo malo ha de llevar
―solo llevo con que defendernos si alguien se pone pesado―se cruza de brazos
Ella ya no es mi Claire y sea como sea tendré que aceptar que su tono rebelde ahora está ganando sobre su dulzura pero nunca permitiría que dañara a alguien
― ¿Qué es? ―pregunto
―gas pimienta―sonríe, yo suspiro, gas pimienta no matara a nadie
Seguimos caminando en la oscuridad-que se ha apoderado hace pocas horas de la ciudad- hacia nuestro plan detalladamente calculado. Claire a mi lado camina con poca paciencia, sus ojos están centellantes de excitación, parece una exploradora en una nueva aventura. Yo mantengo mis manos a cada lado de mi cuerpo, mi cámara está en mi canguro, el plan en mi cabeza, mis manos sudan sin control, comienzo a sentir el calor del ambiente aunque las noches pocas veces son tan calurosas a este lado de estados unidos.
―tendremos que comenzar a correr, porque a este paso nunca llegaremos
Asiento y preparo todos mis músculos para la acción, Claire me indica la dirección, agarra bien su mochila, deja salir un suspiro  y la carrera da comienzo
Mis pies dan pasos largos, mi respiración se agita, siento a mi cabeza bombear sangre, mis músculos volverse flexibles ante altos saltos, mis instintos se agudizan, escucho cada sonido de la noche a pesar de la velocidad con la que estoy corriendo,  puedo escuchar la respiración agitada de Claire, sus pisadas y el blinblineo de su mochila
― ¡izquierda! ―me grita por encima del viento que se agita a nuestro alrededor
Giro intentando comprender como Claire puede conocer el camino entre la obscuridad de la noche, algunos autos pasan por nuestro lado, nos pitan y chiflan, deben ser chicos que vienen de vacaciones al estado. Claire les saluda con la mano coquetamente sin dejar de correr, lucimos como unas sexys delincuentes. Las casas y los restaurantes que aun están en funcionamiento pasan como pequeños recuerdos borrados por nuestros ojos. Los bares se encuentran al otro lado de la ciudad así que no podremos toparnos con ellos hasta más tarde de la noche, las altas palmeras acompañan nuestro recorrido, el viento hace que mi cabellera golpee mi espalda con fuerza, mis ojos arden sintiendo el calor que comienzo a desprender de mi cuerpo.  Contabilizo unas siete cuadras que hemos recorrido, unos tres restaurantes y casi veinte casas, cuarenta faros de luz y dos semáforos. Mi cuerpo no se siente exhausto como debería, le atribuyo mi resistencia física a las arduas clases de físico del instituto donde el maestro Williams piensa en nosotros como animales de carreras que nunca descansan y solo corren
― ¡derecha, un kilometro y guarda silencio! ―asiento aumentando mi ritmo, falta poco  y el aire ya me es poco, siento acidez en mi estomago que le imputo a los nervios que comienzan a consumirme
Cuando Claire se detiene respirando hondo se que hemos llegado a nuestro objetivo, me regala una seña con su dedo indicándome la entrada y la salida de nuestro camino
―suerte―nos susurramos una a la otra, Claire corre a gran velocidad y se resbala a propósito entre el pastizal logrando entrar por la malla
Esta está rota en la parte baja, el agujero no es muy grande, solo podría pasar por el a gatas o aun peor  a rastras. Respiro un poco y calculo el ángulo entre en suelo y el alto de la malla, Claire es un poco más alta que yo pero menos delgada, decido hacer lo que Claire ha hecho esperando no tocar la malla eléctrica. Tomo un poco de espacio entre nosotros hasta rozar una pared detrás de mí, doy un respiro y comienzo mi carrera, cuando estoy cerca de la malla separo mis pies y los ubico horizontalmente logrando resbalarme con el pastizal húmedo, bajo mi cabeza y mi torso cerrando mis ojos
―por el putas―Claire me anima al llegar― ¿Cómo mierda hiciste eso? ―ella está sorprendida pero en realidad no entiendo porque
―he hecho lo mismo que tu―le susurro levantándome del suelo
―claro que no―susurra de vuelta―estuviste tan cerca de tocar la malla y luego simplemente agachas tu cabeza un segundo antes de tocarla
―exageras―golpeo su hombro  y le aliento a seguir
Caminamos entre el pasto mojado hasta la próxima malla la cual para nuestro beneficio no es eléctrica, nos trepamos como simios a ella y logramos pasarla. Corremos evadiendo las luces que alumbran desde los altos faros, tomo las llaves de mi bolsillo, se las he robado al conserje en un descuido suyo, abro la cerradura de la puerta trasera  y entramos a nuestra primera parada.
―el vigilante pasa cada siete minutos―asiento―cuenta diez puertas a tu izquierda, entra y cuenta  dos puertas mas, los encontraras en el suelo, revisa cuál de ellos es el tuyo, los dos tienen una lámpara, deja el mío al salir de allí y marca tu reloj para cada siete minutos, nos encontraremos aquí a las dos rondas del vigilante ¿Entendido?
―ya lo sabía
―solo te lo estoy recordando cariño, todo tiene que estar perfecto
Dejo a Claire en la entrada y comienzo a caminar entre la oscuridad, palpando con mis manos las puertas, voy contando cada una de ellas en mi mente mientras me aseguro de no tropezar con algún obstáculo, comienzo a valorar el trabajo de los chicos ciegos, no es muy fácil caminar en la profunda obscuridad sabiendo que puedes tropezar en algún momento y aun así sentirse seguro.
Al final lo consigo, busco los morrales, dejo el de Claire al salir, tomo la lámpara e ilumino mi camino hacia la oficina del director. Me conozco el camino a la perfección, mi padre y el director han sido buenos amigos desde pequeños así que Milton siempre me hace unos cuantos llamados en el cumpleaños de papá asegurándose de la hora de llegada  a la reunión familiar, tantas visitas a su oficina durante un día me hacen imposible no aprenderme a la perfección el camino a pesar de lo inmenso que es nuestro instituto. Subo escalones, paso puertas y más puertas, casilleros y baños. Al final me encuentro con uno de los pequeños cuartos del conserje, busco entre las muchas llaves la que pertenece a este, son casi treinta llaves y solo cuento con unos dos minutos para encontrarla, trato con una, con otra y con otra, las manecillas del reloj siguen corriendo, agudizo mi oído, puedo escuchar las llaves de alguien más, el sonido de estas al chocar, alguien se acerca, miro mi reloj, un minuto , el vigilante debe estar en la planta de abajo, Claire debe estar oculta en uno de los baños esperando que el vigilante suba
Respiro hondo y continuo con mi trabajo , decido entre las llaves la más gruesa, no funciona, la más pequeña, tampoco funciona, la más vieja e incluso la más nueva y ninguna funciona, cuento al alzar pero la llave maestra no sale a la luz. El sonido de las botas del vigilante contra el suelo es más alto indicándome de su proximidad, respiro mas fuerte sintiendo que me falta el aire por dentro, si el vigilante llega a encontrarme llamara a la policía, luego a mis padres, me suspenderán, no podre graduarme, mis padres me enviaran con la abuela a Canadá y ya no podre estar más con Sophie ni vengar su actual estado.
Inserto otra llave mas y ruego a Dios, escucho al vigilante silbando por las escaleras, puedo sentir su luz sobre el suelo alumbrando su camino, se que esta girándose hacia mi dirección, sigue avanzando mas y mas, se que en cuestión de minutos pasara a mi lado y me encontrara. Mi corazón se está haciendo añicos, el plan estaba perfecto pero no contábamos con que no conocíamos la segunda llave, pensé que tal vez sería fácil encontrarla pero creo que me he equivocado.


...............



Nota: Nueva sección en el blog: IMAGEN DE LA SEMANA




7 Umpalumpas ♥ :

  1. Que no la encuentre, por favor, que no la encuentren... (YN)
    Bueno, por fin estás de vuelta, Annie. :D
    Un beso y me encanta la imagen de esta semana. ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡!!
    ¡Que encuentre la maldita llave! xD
    Si es que con prisas no se puede.. jaja :)

    ¡Cómo se te echaba de menos por aquí! :D
    Espero que publiques pronto.
    Un besitoo<3

    PD: Ya ví la foto de la semana :3

    ResponderEliminar
  3. JODER!
    annie, que es lo que traes en mente?
    qué es lo que van a hacer? cómo planean vengarse?
    estoy echa un lío, pero no mas que esas dos, eso es seguro!
    me puso un poco melancólica el echo de que Claire haya perdido su dulzura y Hank su sentido de la razón..
    pero sé que pronto todo volverá a como estaba antes.. cierto?
    jaja me tienes comiéndome las uñas guapisima¡ por favor, publica lo más pronto posible, si?
    uff, ya te extrañaba :) en verdad es bueno verte!
    un besoooote del tamaño del mundo!
    att
    withney
    soul-littlecorner.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Annie! ¿como estás? Ves, apareció la desaparecida :). Lo siento, lamento haberte preocupado, y lamento no haber sido la primera en leer los nuevos capítulos de "Una Linda Copia", ahora mismo empezare a leer todo lo que me he perdido. Excusas, no tengo suficientes, pero digamos que los últimos meses fueron bastante complicados en todos los ámbitos, pero ahora todo volvió un poco a la normalidad, además la UNE por este año ha terminado, así tengo más tiempo libre :D.
    Espero no te enojes por no haberte contestado antes, gracias por siempre brindarme tu apoyo incondicional, y tus lindas palabras de aliento en todo momento.
    Se te quiere un montón, no cambies.
    Y ahora mismo comienzo a leer los capítulos :D.
    Adiós. Te cuidas muchísimo.

    ResponderEliminar
  5. Interesantes relatos,
    que pases unas felices fiestas
    feliz año 2012.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola,preciosas y profundas letras van desnudando la pura y genuina germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos interminables...

    ResponderEliminar
  7. ANNNIIEEE :) mee enncaaantnaa..
    dioss estaa frase me matoo :) : lucimos como unas sexys delincuentes.
    Mee eenncanntaann estas nuevas chicas. .D
    deboo felicitartee.. porque pudee imaginarme el recorrdido.. PASO CON PASO.. :9
    asi quee.. señoriitaa tee debenn darr un premio.. porqee dios mio.. no qeeroo qe estaa noveelaa se acabee nunca.. :
    mee encannta.. … MEE ENNCANNTAA.. :)
    por lo tantoo.. oosubes rapidoo un capitulo mas..
    oo siento que mi corazón tambien se acee AÑICOS.. sii señor.. :)
    unbesazoo enorme.. :D

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)