viernes, 2 de marzo de 2012

Capitulo Catorce: Margaret Promiscuos y Berta Fox

El vigilante camina tranquilamente sin darse cuenta de que a pocos metros suyos en la oscuridad yo me debato entre la vida o la correccional de menores, respiro profundamente llenando al tope mis pulmones y caigo en el suelo con lágrimas en mis ojos
¿Por qué todo tiene que ser tan malditamente jodido para mí? ¿Por qué no puede pasarme algo bueno por primera vez en mi vida? Bueno, seria por segunda vez, si contamos a Aaron, Claire, papá, mamá, Sophie… Sophie
Bajo mi rostro y limpio las nuevas lagrimas que resbalan por mis mejillas
El sonido de las botas del vigilante cesan,  mí mirada esta en el suelo y siento miedo de alzarla porque puedo encontrarme con una lámpara en mi rostro.