miércoles, 15 de agosto de 2012

Mi Nombre es Amy



 ¿Sabes que es despertar un día y encontrarte en un lugar lleno de música que en tu vida llego a fastidiar a tus oídos? Bueno esa es la sensación que tengo en este momento, mi compañera de cuarto, Adrian está colocando su estereo en todo el tope como si no existieran unos malditos audífonos, cuando me dijo suelo ser un poco hiperactiva nunca vino a mi mente el despertar a toda la facultad a las siete de la mañana con una canción que ha de ser de alguna tonta artista de estos tiempos
 ―¡Adrian! ―presiono fuerte mis manos sobre mis oídos―¡quita esa jodida canción! ―Adrian se queda estática en su paseo por el cuarto y me mira, aun estoy debajo de mis cobijas con mi ropa encima de ella
― ¿Qué dices? ―ella lleva su cabello rubio en una coleta alta, tiene parches en su rostro de algún tipo de sustancia facial y me mira con cara de muerete
―¡Qué quitaras esa jodida canción! ―me levanto de mi cama y camino hacia su estéreo, hundo el botón y a continuación un silencio profundo y tranquilizador se forma en todo el lugar, que a mi parecer a los vecinos también les llegaría
―Amy si quieres poner tu música primero debes dejar que se acabe esa canción―me advierte apuntándome con su cepillo de dientes
―no quiero canciones a las siete de la mañana, tengo un Ipod ¿Ok? ―Adrian sonríe
―ok, pero no son las siete de la mañana, son casi las ocho y media―me señala su lado del cuarto, donde en lo más alto de la pared se encuentra un reloj de Hello Kitty, miro la hora
―mierda―brinco―tengo solo veinte minutos para llegar a la torre…―corro a mi cama, recuerdo haber dejado los papeles informativos sobre mis clases y el mapa de la universidad entre mi ropa cuando llegue allí en coma del sueño― ¿Dónde mierda los he dejado?
Me encuentro en ropa interior como una clase de perro buscando en toda mi ropa y la habitación mi guía a mi próxima clase
―Annie ¿Que buscas?
―una clase de mapa y horario
Mi búsqueda duro los 15 minutos de mis 20 minutos de extra tiempo, así que al final siendo convencida por Adrian nos dirigimos a la oficina de admisiones
―Hola señorita…emm―Adrian se levanta en sus puntitas para leer la pequeña nota que la secretaria tenia adherida a su camisa
―Helen―intervengo, la secretaria me da una mirada, había estado allí hacia unos diez horas o mas
―Señorita Amy―se levanta de su asiento― ¿Desea algo? ¿Se encuentra usted bien en la habitación asignada?
―yo…
―Le aseguro que su habitación presidencial estará lista en menos de una semana
Adrian levanta una ceja y se gira hacia mí vocalizando habitación presidencial  confundida
―No se preocupe Helen estoy bien donde me encuentro ahora―ignoro a mi compañera de habitación sabiendo que esta noche tendré una clase de entrevista departe de ella

― ¿Y que la trae por aquí? ―Helen continúa
―he perdido mi horario y el mapa así que no he podido ir a mi primera clase
―oh Amy lo lamento mucho―Helen busca entre los archivos de su escritorio otra copia de mi horario―hablare con el señor Bradley para que le repita la clase en una sesión personal
Adrian abre su boca de nuevo, parece que no es muy común la clase personal en esta institución
―Helen―una voz gruesa se cuela en mis oídos haciéndome poner recta al instante―podrías darme una copia del horario por favor
Adrian se gira sonriente hacia Dick
―Hola― le saluda ella y el corresponde a su saludo con un ¿Qué tal?
―parece que hoy se les ha extraviado el horario a más de unoHelen ríe y continúa buscando en su escritorio con las mejillas coloradas de un rojo intenso
vaya Amy parece que no eres la únicaAdrian me da un codazo
claromusito con mis manos sobre el escritorio, Helen se tarda un buen tiempo consiguiendo aquellos papeles, tanto tiempo que siento que la mirada de Adrian esta taladrando mi cerebro
Aquí tienes Amytomo los papeles, me giro y camino lejos de allí con Adrian tras de mi zapateando
hey eso fue una gran falta de respeto con el hijo del presidenteme riñeni te atreviste a mirarlo
no me interesale hago saber
¡Amy! me detengo abruptamente haciendo que Adrian choque conmigo, un paso en falso porque terminamos tumbadas en el césped ¿Están bien? Drick nos brinda su mano, yo la rechazo pero Adrian la recibe gustosa
estamos perfectasrecita ella después de haberse sacudido su ropa
Drick asiente hacia ella y a continuación se gira a mí
te recojo a las sietelevanto mi ceja ¿Qué mierda quiere este conmigo?
¿Qué quieres? mi voz sale tosca demostrando el poco interés que tengo en mantener una conversación con este chico
hablaremos de ellome brinda su mano y cuando no la acepto me da dos palmadas en la cabeza ¡como si fuera un perro! Estúpido niñato


2 Umpalumpas ♥ :

  1. Woooow!!!! Me encantó, es muy interesante, los personajes (que han salido hasta ahora) son muy simpáticos, principalmente Adrian :) pero tengo una duda, esta es otra historia??? Osea, me refiero si es como "Una linda copia"??? Bue... la cosa es que me encantó, bye c:

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu nueva historia, es genial y Amy me encanta toooda ella jajajaja!! Espero que aparte de esta tambien publiques en tu otra historia:)
    Un beso<3

    ResponderEliminar

Exprésate ♥ :)